Diálogo, asado, pero pocos avances en la reapertura de las paritarias y otros reclamos

Diálogo, asado, pero pocos avances en la reapertura de las paritarias y otros reclamos

Tras una marcha al mediodía por el centro, la CGT Córdoba se reunió con De la Sota.

José Manuel de la Sota recibió anoche en El Panal a representantes de la CGT Chacabuco, más afín al Gobierno provincial, en una reunión en que se habló mucho, aseguran que se comió un asado, pero sin avances en los temas que la Provincia tiene poder de definición, que son reapertura de las paritarias de los estatales, derogación de la ley de diferimiento de los aumentos a jubilados o algún subsidio para sectores metalmecánicos o autopartistas que son los más golpeados en este momento económico.

El resto giró sobre definiciones políticas. El gobernador dijo que suspenderá la Ley 10.078 cuando la Nación le pague a la Provincia “lo que le debe”. En realidad, De la Sota habla de un juicio que está en la Corte Suprema de Justicia de la Nación que como podría salir a favor de Córdoba también podría ser en contra, o tener salida salomónica donde no haya plata para nadie.

Sobre las paritarias a estatales, no hay ánimos en el Gobierno provincial de reabrir ninguna discusión salarial, debido a que la recaudación provincial cayó, aunque la coparticipación nacional alcanzó el pasado mes un 43,5% de aumento con respecto a igual mes del año pasado. La situación es discutible pero los avances son pocos, mientras se especula que a lo sumo habrá un “bono” para estatales a fin de año como vino ocurriendo en estos últimos tiempos.

El tema Ganancias depende del Gobierno nacional, razón por lo que la Provincia poco tiene para hacer, mientras que la discusión por la inflación es relativa ya que fluctua entre los datos del Indec, que miden en lo que va de 2014 menos de un 20%, y las versiones apocalípticas de la oposición que la sitúan en un 40%. Una consultora independiente como es el Cippes, que mide la canasta familiar en Córdoba, la situó en un 20% en el perídodo enero-agosto, medición que no justifica la reapertura de paritarias en el sector estatal que percibió para el corriente año un 31% de incremento. De cualquier manera, no depende de resortes provinciales.

Ayer, la CGT Regional Córdoba se movilizó a la mañana en el inicio de un plan de lucha por reclamos salariales y laborales a los gobiernos nacional y provincial, donde los gremios del sector público tienen su propias aspiraciones de reapertura de paritarias o de cobro de un “bono navideño” que compense la inflación.

La central obrera, que conduce la dupla Omar Dragún (Smata) y José Pihen (SEP), marchó desde la Casa Histórica del Movimiento Obrero (avenida Vélez Sársfield casi 27 de Abril) por las principales arterias céntricas, lo que provocó gran caos vehicular. De la medida participaron sólo delegados y cuerpos orgánicos. 

Por la noche estuvieron presentes en El Panal el secretario general del Smata, Ángel Tello; del SEP, José Pihen; de Aoita, Miguel Herrera; el secretario de Derechos Humanos de la Uepc, Juan Monserrat; y el subsecretario administrativo de la Federación de Sindicatos de Trabajo Municipales, Jorge Martín.

También asistieron por la UOM, Rubén Urbano; por el SEL, Aldo Rivas; del Seguro, Luis Pérez, y por la Uocra, José Chavarría.

De la Sota estuvo acompañado por los ministros de Trabajo, Adrián Brito; de Industria, Comercio, Minería y Desarrollo Científico Tecnológico, Martín Llaryora; de Educación, Walter Grahovac; de Desarrollo Social, Daniel Passerini; de Gestión Pública, Manuel Calvo, y el secretario de Transporte, Gabriel Bermúdez.

El gobernador recibirá hoy al Grupo de los Seis y mañana a los miembros de la Mesa de Enlace.

Comentá la nota