A 15 días de las elecciones, reina la incertidumbre en el Sindicato de Trabajadores Municipales

Las listas se impugnan mutuamente, pero la encabezada por Fernando Barreiro corre con ventaja: su hermano preside la Junta Electoral. El silencio del Ministerio de Trabajo de la Nación y la palabra de Oscar Ruggiero, el presidente de la Federación que nuclea a los sindicatos de municipales de Provincia. Las actuales autoridades denuncian que el gremio ya no puede prestar ningún servicio.
A sólo dos semanas de las elecciones de nuevas autoridades del Sindicato de Trabajadores Municipales de San Martín, se abre otro capítulo en la novela dramática del gremio.

La Junta Electoral y la Junta Provisoria -elegidas por una Asamblea de afiliados que destituyó a la secretaria general, Victoria Medina- convocaron a comicios internos para el 30 de agosto.

Semanas atrás se presentaron tres listas para competir en las elecciones: “Franja Celeste” Lista Nº 2, encabezada por Miguel Ángel Perticone, y apoyada por Jorge Carranza; “Lista Verde”, que lleva como candidato a Eduardo Alborja y cuenta con el respaldo del funcionario Marcos Vilaplana; y la “Agrupación Azul-Celeste”, que postula a Fernando Barreiro, hermano de Pedro y cercano a Jorge “Cachito” Pérez Martínez, desplazado el año pasado de la conducción del gremio.

Sin embargo, a tan sólo 15 días del acto eleccionario, reina la incertidumbre entre los afiliados porque las tres listas se impugnan mutuamente. A esto hay que sumarle que Victoria Medina, quien continúa en el edificio del gremio de Salguero 20, convoca a los trabajadores a no votar y resalta que el Ministerio de Trabajo de la Nación no le notificó que fue destituida del cargo.

A pesar las denuncias cruzadas, la “Agrupación Azul-Celeste” corre con ventaja. Fernando Barreiro, el candidato a conducir el gremio, es el hermano del presidente de las juntas Electoral y Provisoria.

Semanas atrás, las listas se reunieron en la Federación de Sindicatos Municipales para avanzar en la firma de un acta-acuerdo permitiendo a los tres espacios presentar nombres que no cumplieran a rajatabla las condiciones para ser candidatos. Es decir, habilitar a los jubilados y a los trabajadores con menos de dos años de afiliación, entre otros.

Esta acta finalmente no fue firmada por el sector de Fernando Barreiro, lo que generó que Perticone y Alborja presentaron una impugnación (firmada por el escribano César Libonatti, hijo del ex Intendente) a la postulación de Barreiro. “Fernando se desafilió durante abril y mayo, por lo que no cumple con los dos años de afiliación exigidas”, argumentó Perticone. Otro sindicalista histórico especificó: “Barreiro fue desafiliado por inconducta gremial por haber incentivado una asamblea sin estar confirmada la acefalía del sindicato”. Medina también expresó que Barreiro “fue dado de baja en abril por falta de ética gremial”. En tanto, en el entorno de Barreiro rechazaron esas acusaciones e hicieron alarde que la Junta Electoral –presidida por su hermano– ratificó su postulación.

“Si nos impugnan nuestras listas, vamos a impugnar a Fernando. O hay elecciones con las tres listas o va a haber nuevamente delegados normalizadores”, advirtió Perticone, jubilado, ex empleado de salud.

EL SILENCIO DE TRABAJO Y LA PALABRA DE RUGGIERO

Lo más preocupante es que la incertidumbre también reina en la Federación que conduce Oscar Ruggiero. En diálogo con LaNoticiaWeb, el líder de todos los gremios de la Provincia afirmó que “por ahora la elección se hace el 30 de agosto”, aunque aclaró que “todavía falta la resolución del Ministerio de Trabajo” ratificando la convocatoria. ¿Qué sucede si para esa fecha el Ministerio no se expide? "Las elecciones se hacen igual”, respondió Ruggiero, que desconoce las razones por las cuales Trabajo no se expide.

Respecto a la cantidad de postulantes habilitados, expresó: “Por ahora hay una lista (la de Fernando Barreiro), y dos listas impugnadas (las de Alborja y Perticone) que deberá analizar el Ministerio”. Elena Orefice Otaola es la directora nacional de Asociaciones Sindicales y quien se debería expedir al respecto.

Por otro lado, Ruggiero tampoco descartó que, ante la larga fila de irregularidades y trabas en la vida institucional del sindicato en los últimos dos años, la cartera de Trabajo disponga una intervención y nombre delegados normalizadores.

Desde el entorno de los hermanos Barreiro ya dan como un hecho la impugnación de las postulaciones de sus rivales. “La boleta de Perticone repetía candidatos y tenía jubilados. Y Alborja no pudo conseguir todas las firmas de los postulantes y tenía ocho empleados contratados”, expresaron.

En simultáneo a estas disputas, Victoria Medina critica a algunos funcionarios de la Municipalidad porque no envía a Salguero 20 el dinero de los aportes de los afiliados. “No nos bajan el dinero, que nos corresponde porque Trabajo nunca ratificó nuestra destitución. Mientras tanto, si se muere un compañero no tenemos ni para pagar el sepelio. No podemos pagar el gas, Edenor, el agua ni los sueldos”, explicó.

Comentá la nota