A días del inicio de clases no hay acuerdo por los salarios

A días del inicio de clases no hay acuerdo por los salarios

La reunión con referentes de ATEP, AMET Y APEM culminó tras unos 80 minutos de diálogo. Educación pretende que el martes los chicos regresen a las aulas Los ministros Amado y Lichtmajer recibieron ayer a los representantes de los docentes

En una semana deberían comenzar las clases en la provincia. Sin embargo, la vuelta a las aulas está todavía en duda: la negociación salarial entre el Gobierno provincial y el Frente de Gremios Docentes (FGD) sigue en foja cero, tras la primera reunión en el marco de la paritaria del sector.

“Las clases comenzarán el 1 de marzo en tanto y en cuanto la Provincia nos presente una propuesta económica que satisfaga la exigencia de las bases”, advirtió luego del encuentro el titular de la Agremiación Tucumana de Educadores Provinciales (ATEP), David Toledo.

Anoche, los ministros Regino Amado (Gobierno, Justicia y Seguridad) y Juan Pablo Lichtmajer (Educación) recibieron en la Casa de Gobierno a los representantes de ATEP, de la Asociación del Magisterio de la Enseñanza Técnica (AMET) y de la Agremiación del Personal de la Enseñanza Media (APEM).

Tras 80 minutos, los dirigentes sindicales se fueron prácticamente con las manos vacías: sin una propuesta salarial y sin certezas respecto de cuándo volverán a ser recibidos.

“No hubo ninguna propuesta. No hemos llegado a nada, no hubo ningún avance en el plano salarial”, agregó Toledo, quien participó de la reunión junto con los referentes de AMET, Edgardo Bessone; y de APEM, Isabel Ruiz.

Del lado del Gobierno el balance sobre el primer encuentro de la paritaria docente fue más optimista. “Fue una reunión productiva y respetuosa. Todos estamos trabajando en función de mejorar las condiciones económicas y de trabajo de los docentes tucumanos, y veo voluntad en los sindicatos para comenzar el ciclo lectivo en tiempo y forma”, dijo el ministro Lichtmajer.

Sin embargo, advirtió que el regreso a las aulas debe darse el próximo martes. “Es fundamental que el comienzo de las clases sea el 1 de marzo. Apelamos a la razonabilidad de los gremios, ya que hay un interés superior por sobre los intereses sectoriales”, aseveró.

El titular de la cartera educativa admitió que la negociación comenzó tarde, pero aseguró que la periodicidad de las reuniones aumentará en los próximos días. Sin embargo, los representantes del Poder Ejecutivo (PE) aún no avisaron a los sindicatos cuándo volverán a recibirlos. “El próximo encuentro será muy pronto. Primero conversaremos con el ministro de Economía (Eduardo Garvich) sobre los porcentajes que podremos ofrecer, y después llamaremos a los gremios”, sostuvo Lichtmajer.

Según los paritarios, en la reunión se avanzó en pedidos de los sindicatos referidos a reivindicaciones laborales de los maestros. El Gobierno se comprometió a equiparar las licencias por maternidad de las maestras con las que gozan las demás empleadas estatales (120 días). Además, en las próximas semanas oficializarían la titularización de educadores.

Paritarias docentes

Tras la reunión, ni los gremios ni el Gobierno quisieron revelar cuáles fueron los porcentajes que se discutieron en la mesa paritaria. Pero tanto Toledo como Lichtmajer coincidieron en poner como referencia la definición de la paritaria nacional.

La negociación entre la Nación y las centrales docentes con representación nacional, sin embargo, se encuentra paralizada. Luego de que el ministro de Educación nacional, Esteban Bullrich, ofreciera un aumento del 40%, el presidente Mauricio Macri sostuvo que la suba no deberá superar el 25%.

“Hemos sido claros con los ministros. Mínimamente se tienen que respetar las pautas que se definan en la paritaria nacional para el salario mínimo del maestro de grado que recién se inicia. En este momento la negociación en Buenos Aires está paralizada”, manifestó Toledo.

Lichtmajer, por su parte, aseguró que la Provincia sigue atentamente la negociación entre el Poder Ejecutivo Nacional (PEN) y las centrales. De todas formas, advirtió: “las realidades de la Nación y las provincias son verdaderamente distintas. Tucumán tiene que pensar en cuál es su situación. No vamos a prometer algo que no podamos cumplir”.

Comentá la nota