Dictan la conciliación obligatoria en el conflicto portuario

El Ministerio de Trabajo dispuso hoy la conciliación obligatoria por quince días en las terminales de embarque del cordón norte del Gran Rosario, con lo que la intersindical marítima portuaria suspendió el paro que llevaba dos días de duración.
El secretario gremial de la CGT San Lorenzo, Edgardo Quiroga, señaló a DyN que la próxima semana se realizará una asamblea extraordinaria "para tratar la situación del actual secretario general de la CGT local, José Aguirre, para ver si continúa en el cargo".

Las declaraciones de Quiroga pusieron en evidencia las diferencias internas de la CGT San Lorenzo, ya que mientras Quiroga lideraba el paro, Aguirre no adhería a la medida y pedía seguir las tratativas con la Cámara de Actividades Portuarias y Marítimas para tratar de llegar a un acuerdo.

El pedido de los trabajadores es actualizar el convenio del Complejo Oleaginoso Portuario Agroexportador (COPA), para que se otorgue un sueldo de 6.200 pesos a todos los operarios del sector oleaginoso.

Poco antes de que se dictara la conciliación, Quiroga había asegurado que "la paralización en los lugares de embarques es total. Los buques no pueden amarrar y los que están en muelle no puedan cargar ni descargar porque el SUPA no lo hace. Además, los controladores de Urgara no trabajan, el sindicato de encargados apuntadores marítimos (Seamara) tampoco, no operan los prácticos, ni los amarradores".

La protesta contó con la adhesión del Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (SUPA), el Sindicato Obrero Marítimo Unido (SOMU), la Unión Recibidores de Granos y Anexos de la República Argentina (URGARA), el Centro de Patrones Fluviales y el gremio de Mercantes.

Comentá la nota