Dictan conciliación obligatoria y la Tamse estaría dispuesta a frenar el paro

Dictan conciliación obligatoria y la Tamse estaría dispuesta a frenar el paro
El gremio dice que todavía no fueron notificados de la disposición. De confirmarse la comunicación, se frenará la medida. El lunes pararon todas las líneas.

El Ministerio de Trabajo de la Provincia dictó el lunes por la noche la conciliación obligatoria en el conflicto de la Tamse, y desde la UTA aseguraron que acatarán la medida una vez que ésta sea notificada formalmente.

El secretario General de UTA, Alfredo Peñaloza, confirmó a La Voz que de ser informada oficialmente la disposición, el gremio acatará la medida y sugerirá a los choferes de la Tamse que frenen el paro del martes.

“No hemos sido notificados todavía, pero si sale la conciliación tendremos que respetarla”, dijo Peñaloza.

“La movilización y la marcha del lunes sirvieron como gesto positivo ya que el martes a las 15 podríamos reunirnos en una nueva audiencia”, agregó.

Vigilia. Pasadas las 23 los delegados de la empresa estatal se reunieron para analizar los pasos a seguir y afirmaron que de no ser notificados formalmente el paro sigue su curso.

Según los representantes de los trabajadores, el gremio se quedará toda la noche esperando la confirmación formal de la Provincia para levantar la medida.

Sergio Acosta, delegado de la Tamse, dijo a Mitre Córdoba que la decisión del paro seguirá hasta tanto no les confirmen la conciliación obligatoria.

La medida será por 15 días hábiles con posibilidad de extenderse otros 5 si fuera necesario, según indicaron fuentes provinciales.

¿Paro? Horas antes los choferes habían decidido seguir con el paro desde las 0 del martes hasta las 0 del miércoles, porque, según explicaron sus delegados "están en juego 1.400 puestos de trabajo".

Más temprano, con el apoyo de las dos CGT cordobesas, la UTA volvió a manifestarse y a solicitar que "se elimine el llamado a licitación pública" del sistema de transporte urbano (ver La bicimoto "antiparo" de UTA).

Luego de movilizarse desde su sede gremial, el titular del sindicato que nuclea a los choferes, Peñaloza, garantizó la continuidad del plan de lucha y leyó un petitorio en el que, entre otras demandas, pidieron que no se concrete la privatización de la empresa municipal Tamse y una audiencia en carácter de "urgente" al intendente Ramón Mestre (ver Imputaron a detenido por quema de colectivos).

Peñaloza afirmó que "no están asegurados" los puestos de trabajo porque hay una "contradicción" en un artículo de los pliegos. "Al comienzo dice que absorbe a la totalidad del personal y en lo consiguiente se contradice porque dice que será en proporción a la cantidad de unidades mínimas. Es ahí donde están las dudas de las tres empresas", señaló.

Además solicitaron un plan de infraestructura para el mejor desarrollo del transporte y aseguraron que la privatización "es la negación de la historia reciente" haciendo referencia al 2001, cuando quebraron las empresas privadas. "Hoy con otros actores o simplemente con otros nombres, estos empresarios vuelven a la carga, alentados por una enorme cantidad de subsidios del Estado y de tarifazos, que en el caso de la Municipalidad de Córdoba, ya se han vuelto frecuentes", apuntó.

Finalmente, el titular de la UTA local pidió a las dos CGT que se concrete un plenario en común para acordar un plan de lucha en conjunto.

Con el fin de mitigar el impacto de la medida, la Municipalidad dispuso un servicio alternativo de taxis y remises con siete recorridos, que hasta el momento no rindió sus frutos y que atravesará su punto clave en el horario de la tarde al regreso de los trabajadores.

Los manifestantes arrojaron huevazos a los policías y previamente a los periodistas que cubrían la marcha. Más tarde, desde UTA pidieron disculpas y aseguraron que se trató de "infiltrados".

¿Audiencia? A su vez, el gobernador, José Manuel de la Sota, indicó a Cadena 3 que el ministro de Trabajo, Omar Dragún, le dijo que "ya estaba elaborando una propuesta para respaldar a la Municipalidad en el sentido de que los trabajadores de la UTA sepan que con un acta frente al Ministerio de Trabajo, que comprometa que todos van a seguir manteniendo su fuente de trabajo, eso podría ser un principio de solución”.

Apoyo gremial. Los choferes de UTA marcharon acompañados por la CGT Regional Córdoba -conducida por José Pihen, secretario general del Sindicato de Empleados Públicos (SEP) y legislador delasotista-, y por la CGT Nacional y Popular Rodríguez Peña, liderada por el moyanista Mauricio Saillén, líder del gremio de los recolectores de residuos (Surrbac).

El primer orador del acto fue Pihen quien intentó desmentir las versiones que indicaban que su presencia en la marcha pasada era parte de un enfrentamiento entre José Manuel de la Sota y Ramón Maestre. "No estoy aquí para dinamitar la relación entre el intendente y el gobernador como apuntaron versiones peridísticas. Nosotros somos representantes de los trabajadores de la CGT y por la CGT en la Legislatura y esos son los intereses que vamos a defender", aclaró.

Luego se expresó Gabriel Suárez (Luz y Fuerza y CGT Rodríguez Peña) quien aseguró que "hoy todos somos UTA. No es un problema solo de UTA, es de todos los trabajadores" y llamó a la unificación del movimiento obrero.

También se dirigieron a los manifestantes el titular del Surrbac, Mauricio Saillen, y el secretario general del gremio de los canillitas y legislador de Unión por Córdoba, Adrián Brito, quienes también se pronunciaron a favor de encolumnarse atrás de UTA.

Condolencias. El titular local de UTA también tuvo palabras de pesar respecto al fallecimiento del exintendente Rubén Américo Martí: "Lamentamos muchísimo el fallecimiento de este intendente que hubo en su tiempo porque estuvimos todos muy tranquilos en su intendencia. No tuvimos casi ninguna clase de conflicto. Así que lo lamentamos mucho. Las condolencias de toda la UTA".

Comentá la nota