Dictan conciliación obligatoria en UNMdP pero sigue el paro

Desde el gremio criticaron la actitud tomada ayer por algunos funcionarios. Por su parte, desde la gestión explicaron su postura sobre el tema.
El Ministerio de Trabajo de la Nación delegación Mar del Plata dictó ayer la conciliación obligatoria en el conflicto que mantiene la Universidad Nacional de Mar del Plata y la Asociación de Personal Universitario. Peso a ello, desde el gremio decidieron continuar con las medidas de fuerza a la que sumarán hoy una movilización hacia la cartera de Trabajo, donde se realizará una nueva audiencia.

"La lucha sigue en pie", aseguraron los afiliados a APU mientras que desde el rectorado emitieron un comunicado en el que consideraron "desproporcionadas las medidas dispuestas" e instaron "a retomar el diálogo en los ámbitos institucionales para la solución de este conflicto".

APU inició el miércoles un paro por cinco días tras considerar "poco satisfactorias" las respuestas a sus reclamos. Al respecto vale decir que desde la Asociación vienen solicitando un paliativo salarial, mejoras edilicias por "hacinamiento", que bajen los costos del comedor universitario y que se realicen arreglos en el Colegio Illia, entre otras cosas.

La disputa ahora se encontraba en el ámbito de la cartera laboral, donde ya se habían concretado dos reuniones entre las partes, pero sin éxito. Hoy el encuentro se repetirá pero con el clima más caldeado.

Desde el rectorado, donde hasta ahora no se habían referido al tema en forma pública, elevaron ayer un comunicado en el que brindaron detalles de lo actuado.

Ante el reclamo por parte de APU de un paliativo salarial de 1.500 pesos, desde la gestión se habló sobre "las severas restricciones presupuestarias existentes para el presente año para afrontar cualquier erogación no proyectada oportunamente durante el 2011".

Pese a esta complicada situación económica y por "insistencia de la propia Asociación" respecto al incremento del costo del menú en el Comedor Universitario se ofreció otorgar una beca destinada a las categorías 6 y 7 (las que tienen menor retribución salarial) durante los meses de mayo y junio en el comedor.

En este marco, desde el rectorado dieron a conocer la última liquidación de sueldos efectuada (correspondiente al mes de abril y percibida en estos días) de la surge que, de los 800 trabajadores del sector, han cobrado en concepto de salario neto (de bolsillo), sin computar horas extras: entre $ 3500 y $ 4.000: 38 trabajadores; entre $ 4.000 y $5.000: 203 trabajadores; y entre $ 5.000 y $ 5.500: 38 trabajadores. "El resto de los trabajadores (más de 500) cobran más de $ 5.500 de bolsillo en una escala cuyos niveles superiores se encuentra muy por encima incluso de las remuneraciones percibidas por las autoridades de las unidades académicas o rectorado", explicaron.

Vale recordar que en la última reunión en Trabajo, desde la gestión se ofreció una suma fija de $120.000 para repartir entre los trabajadores, que fue desechada.

En cuanto a los reclamos edilicios , se informó que se concretó el alquiler de un piso lindero en el Edificio Universidad. "El mismo debió ser acondicionado y se efectuaron instalaciones y cableados de distinto tipo para permitir su uso". Ahora allí se trasladó las dependencias de la Subsecretaría de Comunicaciones y se encuentran en curso el traslado de otras de la Subsecretaría de Vinculación Tecnológica y Eudem. En función de ello, explicaron, "se han redistribuido los espacios del 5º piso con la finalidad de mejorar las condiciones de trabajo de las Direcciones de Personal Docente y No Docente".

Asimismo aceptaron que "en el total convencimiento que estas son medidas transitorias y paliativas, se encuentran en curso algunas acciones". Entre ellas destacaron la licitación para refacción de 900 m2 del piso 13 del Banco Provincia; y la la licitación para alquiler un inmueble destinado al traslado del Laboratorio de Idiomas, dependiente de la Facultad de Humanidades con sede en Rectorado, lo cual permitirá contar con la superficie del primer piso para la redistribución de espacios.

Y sobre el Colegio Illia informaron que "se han realizado y se encuentran en ejecución numerosas reparaciones, efectuando incluso un relevamiento personal el Subsecretario del área".

Duros

Desde APU, el reclamo sigue siendo duro. "Frente al intento de frenar nuestra lucha con amenazas a compañeros de quitarles horas extras, con el envío de un memo para intentar descontarnos los días de paro, con aprietes y jugadas irresponsables por parte de la Gestión, hemos decidido en otra masiva asamblea sostener la medida de fuerza", aseguraron. También resolvieron ratificar el rumbo planteado, que consiste en "fortalecer nuestro reclamo, con la firme decisión de los trabajadores universitarios de profundizar la lucha, y exigir la apertura de un proceso de negociación serio que logre resultados concretos para las demandas que hemos planteado".

La Asociación también denunció que la gestión utilizó ayer "los peores recursos para intentar vanamente boicotear nuestro paro". Entonces comentaron que "se utilizó a menores en este conflicto. Daniel Reynoso dio la orden al jardín maternal de llamar a todos los padres para que asistan con sus hijos a clases argumentando que había conciliación, siendo que somos nosotros los que decidimos si acatamos o no". Al respecto precisaron que "los padres llegaron al lugar y se encontraron con el paro seguía". Asimismo calificaron de "irresponsable" el hecho de que los directivos del Colegio Illia "hayan abierto la institución".

Por último sugirieron al rector, que "en lugar de usar a los chicos y manosear a los padres del jardín, y de apretar a compañeros para que vayan a trabajar, y en lugar de intentar intimidarnos mandando a descuento los días de paro, utilice ese esfuerzo en ofrecer una propuesta seria de solución a los problemas que planteamos.

Postítulo para docentes para incentivar uso de netbooks

Un nuevo postítulo en Educación y Tecnologías de la Información (TICs) se pondrá a disposición de los docentes para ayudarlos en el uso de las netbooks entregadas por el Plan Conectar Igualdad (PCI), informó ayer el el ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni.

"Las netbooks se usan en el aula, pero se tienen que utilizar más", dijo el ministro durante el anuncio de la creación del postítulo y añadió que cuando las máquinas llegan a la escuela, "el aula se transforma", lo que implica un fuerte desafío para los alumnos y los docentes.

Sileoni habló del postítulo antes de ingresar al Salón Blanco de la sede del Ministerio, en el Palacio Sarmiento, donde se renovó el convenio con once universidades nacionales para evaluar el impacto de las computadores en el aprendizaje.

"El Plan Conectar Igualdad -señaló el ministro- es junto a la Asignación Universal por Hijo (AUH), el que más ha impactado en Educación, y al que se le hacen permanentes correcciones", en el marco de "un proceso que nunca va terminar porque siempre vamos a revisar los objetivos y plantearnos nuevos desafíos".

A dos años del inicio del Plan que ya entregó casi 2.000.000 de netbooks en todo el país, el ministro consideró que "los educadores argentinos le han dado la bienvenida a la tecnología con mucha generosidad. Nos dicen ´gracias´ y también nos piden ayuda".

El nuevo postítulo que se empezará a dictar después de la mitad del año no tendrá cupo porque el objetivo es responder a las demandas de todos los docentes que quieren tener más capacitación.

Hasta el momento, la capacitación en tecnología llegó a los docentes a través de cuadernillos -destinados a aprovechar la herramienta tecnológica en el contexto de cada materia curricular; y de cursos virtuales del portal Educ.ar- del Ministerio de Educación- y de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI).

Coment� la nota