Dictaron conciliación obligatoria y citan al diálogo el 2 de mayo

Hoy continuará la medida de fuerza programada por la Mesa Intersindical para esta semana, pero a partir del viernes regirá la "conciliación obligatoria", medida decretada anoche por el gobierno provincial, que también convocó a los dirigentes gremiales a una reunión "para continuar el diálogo".
El encuentro entre el gobierno y los gremios estatales fue programado para el miércoles 2 de mayo, a las 18, en la sala Mechi Mario.

Mientras tanto, ayer se cumplió la segunda del paro, con un corte de calles en la rotonda del Centro Cívico que se prolongó por una hora y media. "Esperamos que el viernes haya una solución y se termine de una vez el conflicto. Eso es lo que estamos pidiendo: que el gobierno se abra al diálogo y ofrezca una propuesta 'superadora', más cercana a lo que esperan los compañeros" manifestó Juan Carlos Maldonado, miembro de ATE y delegado de la Dirección General de Rentas.

Los estatales que realizaron el piquete pertenecían a las áreas de Rentas, Personal, Contaduría, Producción, Ganadería, Bienestar Social, el centro médico y la Cámara de Diputados. "La intención es cortar el tránsito por espacio de una hora y media para seguir con la jornada de protesta y mañana (por hoy) desarrollar la movilización", explicó el delegado sindical.

Sobre las actividades programadas para hoy, Maldonado informó que serán similares a las jornadas anteriores. "A las 10 saldrán los compañeros desde la plaza y marcharán hasta el Centro Cívico, donde se encontrarán con nosotros. Desde aquí resolveremos los pasos a seguir", agregó. Maldonado recordó que ayer la mayoría de los representantes sindicales se trasladó hasta General Pico, para acompañar a las manifestaciones que se desarrollan allí, así como en el resto de la provincia.

Bertone: la solución al conflicto estatal depende de Jorge

La diputada provincial del PJ, Carmen Bertone, afirmó que "hay voluntad en el bloque para que salga el proyecto de ley de paritaria para los estatales", promovió el diálogo con los empleados públicos para zanjar el conflicto salarial y afirmó que "muchas veces desde afuera se ven cosas que el Poder Ejecutivo no ve desde adentro".

Ella, junto a tres legisladores vernistas, Martín Borthiry, Fernanda Alonso y Pedro Etchalús, concurrieron hace casi un mes a una asamblea de los trabajadores del hospital Lucio Molas para interiorizarse de sus reclamos, aunque desde el Sindicato de Trabajadores de la Salud Pública se quejaron porque después no obtuvieron respuestas concretas.

"No es así -dijo Bertone-. Comenzamos a trabajar inmediatamente, y de hecho incorporamos el debate sobre salud dentro del bloque. Incluso estoy preparando un proyecto, para tratar en comisión, que en cierta medida da respuesta a los pedidos. Ellos plantearon cuestiones relacionadas con la ley de Carrera Sanitaria, con la tarea de los choferes de ambulancias... nos comprometimos a tratar de dar soluciones a los temas que tienen que ver con la actividad legislativa. Todo lo que esté a nuestro alcance lo vamos a hacer.

- ¿A qué cuestiones específicas les darán soluciones?

- Por ejemplo, las actividades críticas, la situación de los choferes que no están comprendidos en la ley de Carrera Sanitaria... Para que quede bien en claro: no fuimos a sacarnos la foto, sino que estamos comprometidos con los trabajadores. Pero tampoco todo se restringe al Molas, ya que en esa asamblea hubo gente de Lonquimay, Victorica y Guatraché. Los pampeanos tiene derecho a la salud, el Estado tiene que garantizar ese derecho, y todos estos temas deben resolverse sin enojos ni presiones.

"En la última reunión de la comisión (de Legislación Social y Salud, que preside la justicialista Mariana Baudino) se propuso sumar al debate a legisladores que no forman parte de ella y hasta se habló de citar, más adelante, a sectores externos a la Cámara -enfatizó la ex senadora y ex secretaria de Turismo-. Esto demuestra que hay buena voluntad y compromiso con los compañeros (sic). Así como ellos tienen algo que decir, nosotros tenemos la responsabilidad de escuchar".

"Ni siquiera contestó".

- El bloque del PJ citó al ministro de Salud (Mario González) para hablar de la problemática del sector, pero no fue. ¿Por qué? ¿Qué pasó?

- No sé. Ni siquiera contestó la nota que le enviamos.

- ¿Cómo les cayó?

- No estamos en contra del Poder Ejecutivo, sino para colaborar con él, aunque quizá tengamos otra visión del gobierno porque justamente no estamos dentro del Ejecutivo. Yo provengo de un sindicato (docentes privados) y recibo a los trabajadores. Por eso digo que este conflicto (NdeR: los estatales vienen realizando paros de 48 y 72 horas en reclamo de mejoras salariales) se tiene que resolver de alguna manera porque si se prolonga creará una crisis innecesaria, aunque la solución depende del gobernador.

- ¿Cómo se resuelve?

- Con Borthiry propusimos una ley de paritaria para los estatales porque allí no sólo se discute lo salarial, sino todos los temas que sean necesarios. Es una herramienta idónea que permite un ida y vuelta entre quien trabaja en una posta y los responsables de la salud en la provincia.

- ¿Cree que esa ley se aprobará? ¿Hay voluntad política?

- Sí, hay voluntad política en el bloque (del PJ) para que salga.

- ¿Qué opinión tiene del servicio de salud, porque cada día surge un problema diferente?

- La situación es compleja y cada vez se suman más inconvenientes, pero no necesariamente por temas específicos de salud. Por eso reitero que la solución pasa por abrir una mesa de diálogo.

- Resulta paradójico: usted pide que el gobierno dialogue y cuando citaron al ministro, no concurrió a la Legislatura.

- Habrá tenido sus razones... A lo mejor, quienes venimos de lo gremial tenemos una visión distinta de la realidad. Muchas veces el que está afuera ve cosas que el que está en el Ejecutivo no ve desde adentro. Nosotros no queremos desestabilizar a nadie, sino decimos que solamente entre todos podemos encontrar acuerdos. Aunque parezca paradójico, advirtiendo estas cosas estamos defendiendo al gobierno.

Más de mil manifestantes en marcha

(General Pico) - La movilización estatal de ayer en General Pico concentró a más de mil personas, que durante dos horas y media marcharon por las calles de ciudad, para hacer visible el conflicto que mantienen desde hace varias semanas con el gobierno provincial por el incremento de los salarios.

La ausencia de los docentes, que están negociando en paritarias su recomposición salarial, no perjudicó la medida de fuerza y tampoco fue un obstáculo el mal tiempo. La columna de estatales fue compacta y como hace años no se veía en Pico.

A partir de las 10, uno de los primeros grupos en llegar se concentró en la avenida San Martín y la calle 17 pero, para no generar molestias a la clínica privada que está en esa zona, avanzaron hasta la Plaza Seca ubicada en la esquina de las calles 17 y 20. En ambos puntos cortaron el tránsito y comenzaron a escucharse las percusiones, bombas de estruendo y silbatos.

Mientras aguardaban la llegada de todos los trabajadores estatales y municipales, se podían observar banderas y carteles de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), del Instituto de Seguridad Social (Sempre), del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM) y del Sindicato de Trabajadores Judiciales (Sitraj).

Además, en medio de la multitud se veían los chalecos de color amarillo que identificaban a municipales y viales; de azul estaban vestidos los de UPCN; y con pecheras blancas los representantes de Luz y Fuerza. Otros gremios presentes fueron el Sindicato de los Trabajadores de la Salud de La Pampa (Sitrasap), la Asociación de los Empleados Legislativos (APEL) y de la Federación de los Trabajadores de la Energía de la República Argentina (Fetera).

Sorpresa.

Cerca de las 10.30 arribaron los estatales que se habían concentrado en el hospital Gobernador Centeno. Escoltando una bandera de casi 100 metros de largo avanzaron por la calle 15 hasta la 18, donde las dos columnas humanas se unificaron. Este segundo grupo estaba identificado con la Asociación de los Trabajadores Estatales (ATE) y la Central de los Trabajadores de la Argentina (CTA).

A partir de allí, la caravana se organizó con un pasacalles en el frente y metros atrás los dirigentes gremiales. Encabezaron el recorrido, Alberto Chirino de UPCN zona norte; Jorge Lezcano secretario general de UPCN; Jorge Figueroa del SOEM; y Ceferino Riela de Sitraj y María Ester Campos de ATE.

Cerca de los líderes sindicales iba una camioneta de los trabajadores viales, y al final de la marcha había otro vehículo similar. En los primeros lugares de la caravana se ubicaron los percusionistas, unos 30 instrumentos entre bombos y redoblantes. Y una muchedumbre que caminó de manera pausada por las calles céntricas, abarcando aproximadamente dos cuadras.

Durante el recorrido hubo algunas paradas. La primera fue en la Plaza Seca que era el punto de encuentro acordado. Luego frente a tribunales en las calles 9 y 22, después pasaron frente al Centro Cívico en la esquina de las calles 15 y 20 y desde allí se dirigieron al municipio en la avenida San Martín entre 9 y 11.

La fuerza de la manifestación sorprendió a los piquenses que miraban pasar a la columna de trabajadores, los comerciantes se asomaban a la puerta de sus locales y los automovilistas debieron optar por caminos alternativos debido a los cortes.

Pancartas.

El problema entre el gobierno y los estatales ya lleva aproximadamente un mes y la población se fue adaptando a los paros que se vienen llevando a cabo. Sin embargo, el conflicto ayer parecía más cercano al conjunto de la población.

En la multitud se veían las caras de los hombres y mujeres que atienden en el Registro Civil, en las cajas de la Dirección de Rentas, los inspectores de tránsito, enfermeros y otras personas que se vuelven conocidas por su labor en atención al público, todos estaban presentes en la manifestación.

Los reclamos de los trabajadores se expresaron por su ruidoso caminar en la ciudad y a través de diferentes leyendas en las pancartas. Uno de los carteles que levantaban en alto los manifestantes, rezaba "20 años de trabajo sin convenio".

Frente a tribunales habló Ceferino Riela, quien afirmó: "Estamos una vez más en la calle", y resaltó la unidad lograda en la protesta y la solidez con que se ha llevado a cabo la medida de fuerza con el acatamiento de los sucesivos paros. En su corto discurso el gremialista dijo, en referencia al gobierno provincial: "A esos funcionarios que sólo saben usar el garrote, si son inútiles que den un paso al costado".

A la espera de una solución, Lezcano sostuvo frente a la prensa que desde la Mesa Intersindical están esperando una convocatoria del Ejecutivo provincial para sentarse a dialogar y llegar a un acuerdo.

Los manifestantes terminaron su reclamo frente a la Municipalidad de General Pico, donde los líderes sindicales tuvieron duras palabras contra el gobierno provincial y la postura que mantiene el gobernador Oscar Jorge, de no ceder al pedido de los gremios sobre la pauta salarial.

Comentá la nota