Dictaron la conciliación obligatoria y no habrá paro de petroleros

Dictaron la conciliación obligatoria y no habrá paro de petroleros

Empezaba este lunes a las 8 de la mañana. El jueves habrá una reunión. Era convocado por el Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa que lidera Guillermo Pereyra.

El Ministerio de Trabajo de la Nación dictó la conciliación obligatoria en el conflicto por las paritarias petroleras, por lo que desde el sindicato informaron que el paro que habían anunciado para mañana lunes queda suspendido. Los trabajadores del sector piden un incremento salarial del 40 por ciento, pero hasta el momento sólo consiguieron respuestas negativas.

El freno al conflicto, según lo dispuesto por el Ministerio, es por 15 días. La asamblea del sindicato que nuclea a los trabajadores del sector había definido para este lunes 23 un paro total con afectación de la producción.

El gremio adelantó que la primera reunión con las compañías se realizará el próximo jueves y esperan que del encuentro salga una solución.

La medida de fuerza anunciada era por 24 horas, a partir de las 8 de la mañana. El Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, que conduce el senador nacional Guillermo Pereyra, se había convocado en asamblea el viernes y habían decidido avanzar con el paro.

El jueves, Pereyra había sido convocado a Buenos Aires por las empresas y el ministro del Trabajo, Jorge Triaca, para dar comienzo a la discusión salarial. El dirigente gremial iba a solicitar un aumento del 40% pero Triaca nunca apareció y solicitó por teléfono que la reunión se pospusiera hasta el jueves próximo.

Para Pereyra y para el titular del gremio del Personal Jerárquico Privado, Manuel Arévalo, la inesperada ausencia del funcionario fue considerada “una falta de respeto”, por lo que se levantaron de la mesa y dieron por concluidas las conversaciones.

Al día siguiente, “El Caballo” Pereyra convocó a la Asamblea General en la que se determinó que los operarios irán al paro. “No queremos más que nos convoquen para hablar de cualquier cosa, menos de la situación que nos interesa: que se instale una mesa de negociaciones”, dijo el dirigente.

El gremio quiere una actualización del 40% y las empresas productoras, que no han hecho su oferta oficial todavía, estarían dispuestas a ceder sólo un 30% y en cuotas. Por otro lado, las empresas de servicios no querrían aceptar ningún tipo aumento en este escenario de crisis que ha significado una baja en la actividad que, sostienen, está entre un 30 y un 40%.

Según un informe del diario Clarín, YPF estaría dispuesta a concretar un aumento pero sólo bajo la condición de que el Gobierno devuelva a la industria los US$ 2.000 millones que le adeuda en subsidios.

El ministro del interior, Rogelio Frigerio, había anticipado hace unos días que el dinero finalmente llegaría a manos de la empresas en el corto plazo con el propósito de reactivar el sector.

Los empresarios esperan también poder negociar con el Gobierno nacional la prolongación del plan preventivo de crisis, que en este momento tiene a unos 2.000 operarios suspendidos en la Cuenca Neuquina y a otros 2.000 en Chubut.

Comentá la nota