LA DIGNIDAD DE LOS TRABAJADORES NO SE NEGOCIA

LA DIGNIDAD DE LOS TRABAJADORES NO SE NEGOCIA

En el día de ayer se reunió la Central de Trabajadores de la Argentina Autónoma para analizar la situación política y económica del país en un momento de ajuste y recesión que golpea con fuerza a la clase trabajadora y el pueblo en general. 

En este marco se analizó la reciente propuesta que le hizo el gobierno nacional a la CGT en respuesta a la agenda que ésta Central había planteado días atrás, lo cual no resulta más que un gran Pacto Social que sólo beneficia al gobierno que intenta demostrar que todo marcha sobre ruedas y que la conflictividad social se está convirtiendo en una anécdota.

La CTA-A señala que mientras un tercio del pueblo permanece en la pobreza, existe más de 1,2 millón de desocupados y tres millones de precarizados, lo que suman cuatro millones de trabajadores con problemas de empleo e ingresos.

Al mismo tiempo, afirma que los veinte mil millones de dólares de nuevo endeudamiento externo y otros veinte mil millones de dólares de ganancias para las mineras, el campo, y grandes productores y exportadores han permitido que el recorte se aplique por el lado de los que menos tienen: “Nos quieren ver resignados, que asumamos que el ajuste es inevitable y que la clase trabajadora es la que va a cargarlo nuevamente en sus espaldas”.

En este sentido, la CTA-A resuelve:

1) Contactar a todas las organizaciones para llevar adelante una reunión de manera urgente y poner fecha a una próxima medida de fuerza. La CTA-A resuelve estar en la calle, decisión que va a poner en referéndum de la Conducción Nacional, es decir, con los secretarios generales de todo el país que fueron convocados para el día 19 de octubre a partir de las 11 de la mañana en la sede nacional de la calle Lima 609.

2) Considerar dicha propuesta como absolutamente insuficiente ya que de esa forma no se está ayudando a combatir la pobreza en la Argentina.

La CTA-A señala que estas decisiones son contradictorias a lo que el gobierno promete y que sólo pueden llegar a estar avalada por algunos dirigentes sindicales pero no por la gran mayoría. “La pobreza y la gran pérdida del poder adquisitivo a la que nos han llevado durante los últimos meses no se combate con un bono por única vez de $1000 para los planes sociales, asignaciones universales por hijo y jubilados, dejando afuera a los trabajadores estatales, liberando al azar a la negociación con los privados para conseguir un bono y excluyendo a un universo de trabajadores como es el caso de los precarizados que no van a cobrar absolutamente nada. Tampoco el gobierno asume un compromiso de revisar los despidos y suspensiones anteriores ni se desvela por frenar los actuales, razón que hace que llegar a “Pobreza 0” sea cada vez más un deseo que un dato de la realidad”, remarca.

3) En esta línea, subraya que la metodología que utiliza el gobierno es la de dividir al movimiento obrero y de no respetar la pluralidad y la democracia sindical en la Argentina reconociendo como única Central a la CGT y poniendo de esta manera en riesgo la democracia sindical en este país.

4)  Por último, la CTA-A considera que a la propuesta del gobierno sólo se le puede responder con la convocatoria a un Paro Nacional o a una Jornada Nacional de Lucha con paros y movilizaciones en unidad de acción con la CTA de los Trabajadores, con los gremios de la CGT que no están de acuerdo con esta propuesta del gobierno y con los movimientos sociales.

Coment� la nota