Los directivos de Baggio afirman que hay una puja por el encuadre sindical

Los directivos de Baggio afirman que hay una puja por el encuadre sindical
Los directivos de Baggio decidieron tomar la palabra en el conflicto que se hizo público por las manifestaciones de los trabajadores y aseguraron: “es una puja entre dos sindicatos, por el cual uno pretende de alguna manera tomar empleados que están sindicalizados en otro convenio colectivo”.

En diálogo con ElDía, Pablo Cammarota, Gerente de Relaciones Institucionales de la Empresa, y Eduardo Piccini, Gerente de Marketing, explicaron que la cuestión no está del todo solucionada. “Desde el primer día de conflicto, uno de los requerimientos era la reincorporación de tres personas que fueron desvinculadas y eso se dio de hecho, naturalmente. Ni siquiera la empresa dio de baja en el AFIP, no practicó una liquidación final ni nada por el estilo, automáticamente se generó la continuidad de trabajo. De tal modo que si ese es punto para hoy decir que está solucionado el tema, diríamos que parcialmente. La cuestión de fondo es que hay un encuadramiento sindical y eso sigue la vía administrativa respectiva por resolución del Ministerio de Trabajo de la Provincia de la Nación o bien la Justicia. Ese punto no está resulto”, explicó Cammarota.

Piccini agregó que es un conflicto intersindical: “hay una disputa de encuadramiento de convenio colectivo. En este caso, el Sindicato de Aguas y Gaseosas (Sutiaga) está disputando al Sindicato de la Alimentación, que está adherido convencionalmente y desde hace más de 40 años. La empresa viene aplicando todas las convenciones de paritarias, tiene sus cuerpos de delegados, por lo tanto, la empresa tiene la obligación de hacer los aportes y contribuciones respectivas. De lo contrario, de cambiar incurre en una falta por lo cual puede ser demandada”.

Consultados por los tres empleados que fueron despedidos, los directivos de Baggio manifestaron que “fueron desvinculadas por razones de disciplina, por otras cuestiones ajenas al conflicto. Se quiso hacer entender que el despido vino a raíz de que las personas pertenecían a determinado sindicato y no fue así; es más, nosotros tuvimos conocimiento del Sindicato un día posterior”.

Por otra parte, indicaron que “el Sindicato de la Alimentación, al cual pertenecen los empleados de Baggio desde hace 40 años, ha hecho también sus reservas y ha gestionado ante la empresa y en el Ministerio de Trabajo de la Provincia que la única representación formal y legalmente autorizada de los empleados de Baggio es el Sindicato de Alimentación”.

¿Significa que la empresa RPB está en el medio de una disputa sindical? “Es así. Hay un trasfondo de poder, un trasfondo económico en todo esto, evidentemente. Esto es una puja entre dos sindicatos, en el cual uno pretende de alguna manera tomar empleados que están sindicalizados en otro convenio colectivo. Y el Sindicato de Alimentación hace bastante tiempo que viene trabajando con la empresa, negociando beneficios complementarios superadores a la paritaria nacional. Por ejemplo, podemos decir el transporte del personal, la comida, almuerzo, cena, desayuno, un sistema de subsidios y beneficios complementarios que tiene que ver con enfermedades de alta complejidad, con subsidios por nacimiento, por matrimonio, fallecimiento, que están por arriba de lo que fija la ley; con una cobertura especial de medicamentos con un reconocimiento de un 25 % por arriba de la cobertura de las obras sociales”, enumeraron y agregaron que los empleados participan activamente en la administración y del otorgamiento de esos beneficios, a través de una mutual que han formado con el apoyo económico de la empresa. Mencionaron además que los empleados cuentan con becas estudiantiles universitarias de 800 pesos mensuales y apoyo escolar.

Finalmente, Cammarota aclaró que contrariamente a las versiones callejeras que hablan de un sueldo mínimo de 3000 pesos en la empresa RPB, en realidad “el básico fijado por planilla es de 6200 pesos, pero están cobrando en promedio, con los beneficios, 15 mil pesos y aclaró que “la empresa no puede salir a rebatir cada versión que tira en la calle, pero en esta oportunidad tenemos cosas que decir”.

Comentá la nota