"Al dirigente gremial hay que cagarlo a patadas en el orto cuando no defiende los derechos del trabajador"

El líder de la CGT opositora salió al cruce de los que cuestionan a Pablo, dirigente de Camioneros, por viajar a Porto Alegre a ver el partido entre Nigeria y la Selección Nacional.

El líder de la CGT opositora, el camionero Hugo Moyano, salió este viernes a defender a su hijo Pablo, por las críticas que recibió tras haber ido a Brasil para ver un partido del Mundial de fútbol, y advirtió que "al dirigente" gremial "hay que cagarlo a patadas en el orto cuando no defiende los derechos del trabajador".

"Tenemos la absoluta tranquilidad de que hacemos todo lo posible para que el trabajador esté lo mejor posible y como se merece", dijo en declaraciones al programa radial de Dady Brieva, y agregó que "al dirigente hay que condenarlo cuando no defiende los derechos del trabajador, hay que cagarlo a patadas en el orto cuando no defiende los derechos del trabajador".

Moyano salió así al cruce de las críticas contra su hijo Pablo, secretario adjunto de los Camioneros, por haber viajado a ver Argentina 3-Nigeria 2 en Porto Alegre y suspendido el paro del sindicato en medio de las negociaciones por aumentos salariales.

Comentá la nota