Dirigente mercantil confirmó cierre del “Toledo” de Luro y Salta y la continuidad laboral de los 37 trabajadores

Dirigente mercantil confirmó cierre del “Toledo” de Luro y Salta y la continuidad laboral de los 37 trabajadores

Guillermo Bianchi, Secretario Gremial del Sindicato de Empleados de Comercio de Mar del Plata confirmó el anticipo de “el Retrato” acerca del cierre definitivo de la sucursal de Supermercados Toledo de Luro esquina Salta (hecho que acontecerá el próximo domingo 13 de julio). Resaltó que, merced a un acuerdo rubricado en el Ministerio de Trabajo, el personal que allí cumple tareas, será reubicado en otras sucursales de esa cadena y que no habrá retiros voluntarios.

El dirigente sindical indicó que “el Sindicato tomó contacto con esta situación hace alrededor de seis meses. Sabíamos que había negociaciones bastante complejas entre los dueños del local, que es la familia Brasas, y Supermercados Toledo” resaltando que ese lugar “es un ícono para el supermercadismo latinoamericano, ya que fue el primer espacio físico donde tomó forma un supermercado en Latinoamérica”.

Al referirse al lugar en sí historió que “el comercio fue La Estrella Argentina de Bernardino Brasas. Luego ese formato comenzó a multiplicarse en el resto de las ciudades. Hay gente que viene trabajando desde aquella época, en ese lugar, muchos de los cuales han quedado en Toledo trabajando ahí”

Afirmó que “hoy tenemos 37 personas que han quedado de ese entonces. Cuando nosotros tomamos contacto con la empresa, primero Toledo, le preguntamos cómo era la situación y nos dijeron que había una situación contractual. Entonces tomamos contacto con Brasas, les planteamos nuestra posición y nos manifestaron, al igual que Toledo, que había muchas dificultades en el cierre de la cuestión”, ya que “entre lo que la empresa dueña de la empresa pretendía, y lo que el supermercado ofrecía, había una distancia muy grande. Y entre medio de una operación económica había 37 trabajadores”

Bianchi dijo que fue en ese momento que “empezamos a conversar con ambas partes para que nos informaran la situación y a los dos les aclaramos que los trabajadores no podían ser rehenes de una situación edilicia y contractual. Nos sentamos con Toledo, junto con el delegado de los empleados y empezamos a trabajar. Pedimos una reunión en el Ministerio de Trabajo, luego de la cual se onformó una comisión interna del local de Luro y Salta”

Resaltó que fue allí cuando le solicitaron a la empresa que “nos explicara cuál era la situación y le reclamamos que nos firmen en el Ministerio el traslado de cada uno de los trabajadores a otras sucursales. Nos plantearon que todavía no estaba cerrado el tema, que había muchas dificultades, pero que ellos no podían tomar el compromiso de garantizar la fuente de trabajo de esas personas”, recordando que “fueron pasando los días, hasta que en una última reunión, fuimos al Ministerio y la empresa nos ratificó que ya no había posibilidades de cerrar contrato con la empresa Brasas, por lo tanto se iba a abandonar ese local, que la fecha tope era el 13 de julio, y que la gente continuaría trabajando interiormente en la empresa durante todo el tiempo de la mudanza, y que se comprometían a garantizar el traslado de todos los trabajadores a otros locales”

¿Cuál fue el compromiso de la empresa Toledo?

El compromiso firmado en el Ministerio de Trabajo dice que se comprometen a reubicar a los trabajadores en los eslabones en los que cuenta la empresa. Nosotros agregamos la conformación de una comisión y le presentamos un plan alternativo, donde cada trabajador, en un orden de prioridades: por ejemplo, en primer lugar irían las mujeres con hijos, etc.. Hoy la fuente de trabajo está garantizada.

¿Qué es lo que se va a hacer en el lugar?

Por las informaciones no confirmadas que tenemos, podría ir algún negocio relacionado a lo electrónico. Y alguna feria, por lo que seguirían estando bajo la órbita de Empleados de Comercio.

En el arreglo que hicieron ¿Contemplaron la posibilidad de algún retiro voluntario?

No. Lo desestimamos por completo. Hemos hablado con los compañeros y en asamblea hemos reflexionado. Nadie ha pedido el retiro; ni un solo trabajador. Muchos han pasado días de mucha preocupación y angustia luego de tantos años trabajando en el lugar. La decisión fue tomada y consensuada en conjunto.

¿Confían en que Toledo va a cumplir lo acordado?

Absolutamente. Hay varios agentes de control y estoy convencido que todo se va a ir llevando adelante con normalidad. En la historia de Toledo, siempre han cumplido los compromisos asumidos y reubicado a los empleados cada vez que cerró alguna sucursal”

Comentá la nota