Dirigentes esperan que no se quiebre la unidad local

Dirigentes esperan que no se quiebre la unidad local
Si bien es una incógnita la posición que Hugo Moyano le mandará a tomar a los gremios de camioneros en cada provincia, la dirigencia sindical local, en general, espera que en San Juan no se produzca un quiebre.
A nivel nacional, ayer se produjo la elección de la nueva conducción que tendrá la CGT mayoritaria, que será más cercana al Gobierno y lejos de la línea opositora que adoptó el camionero Hugo Moyano, que sufre la falta de apoyo de sus pares.

Antonio Caló, del gremio metalúrgico, encabezará el nuevo proceso que buscará la unificación del movimiento obrero, o al menos de gran parte de él, sabiendo que aún quedaran dos facciones sindicales en manos de Luis Barrionuevo y de Moyano.

Caló cuenta con el apoyo de casi todo el universo sindical, pero tiene el peso de tener que llevar adelante los pedidos de los sindicatos al Gobierno, que en general, no difieren de los reclamos que viene haciendo el camionero, pero en distinto tono.

En San Juan, los dirigentes locales no saben a ciencia cierta qué pasará, pero aspiran a que esta diferencia metodológica y política que separa a los dirigentes a nivel nacional, no ocurra a nivel local.

En la provincia, empieza a tomar un mayor vuelo el secretario general de la UOM local, Julio César Figueroa, porque las circunstancias lo ubican muy alto dentro de la estructura dirigencial sindical, ya que pertenece al mismo sindicato que el líder a nivel nacional.

Al fijar su posición en ése sentido, Figueroa recordó ayer que para llegar a la CGT nacional, Antonio Caló debió primero asumir como secretario general de su seccional que es Capital, en segundo lugar ser elegido el martes como secretario general de la UOM nacional y representante oficial, para ser luego secretario general de la CGT”.

Ese camino trazado por el sindicalista, señala una serie de merecimientos que deberán tenerse en cuenta para respetar los mandatos que desde Buenos Aires lleguen a San Juan.

Cambios

Para Figueroa, a partir de ahora, “en la CGT va a cambiar el sistema de trabajar, ya que los reclamos que tiene Moyano, son los mismos que va a llevar adelante Caló”.

Agregó que a su entender, Caló va a luchar para que el salario familiar sea igual para todos y para que haya mejores sueldos.

Según el titular de la UOM local, el rol de su jefe sindical nacional en la CGT, “es la de ser el negociador y representante de los trabajadores, sea quien sea el presidente, porque Caló tiene muy claro que su compromiso es con los trabajadores, más allá de que se pueda apoyar al gobierno de la Presidenta por cómo está llevando adelante al país”.

“No podemos negar que lo que nos hizo crecer fue la política que llevó a cabo, primero, el ex presidente Néstor Kirchner, y ahora, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner”.

De todos modos aclaró que “nosotros no estamos confundidos y sabemos lo que la CGT debe hacer a favor de los trabajadores y le aseguro que se van a hacer paros cuando se tengan que hacer”.

Comentá la nota