La discusión por el candidato

Para avanzar en la organización del congreso electoral y comenzar a acordar la futura conducción, los dirigentes sindicales se encontrarán hoy en la UOM. A la candidatura firme de Caló se sumó la versión de que Viviani podría postularse.

Por Julián Bruschtein

Los gremios de la CGT que le soltaron la mano al camionero Hugo Moyano se reunirán nuevamente hoy en la sede de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM). Con la mirada puesta en el cronograma electoral –ya convocaron a un congreso para elegir autoridades el 3 de octubre en el microestadio de Obras– darán un paso más hacia “la legalidad que tenemos y nos corresponde”, señaló a Página/12 un dirigente sindical que participará del encuentro. “Puede definirse el candidato o al menos se va a discutir”, agregó la fuente sobre el líder de la UOM, Antonio Caló, y los rumores sobre la candidatura del taxista Omar Viviani.

“Es una reunión programada para seguir avanzando en la organización del congreso”, aseguró el dirigente de los trabajadores del personal legislativo Norberto Di Próspero. A partir de las 16 comenzarán a llegar los gremialistas para la reunión en la que discutirán el armado del Comité Central Confederal, al que convocaron para el 23 de agosto próximo. “El único candidato que hay por ahora es Caló. No se habló de nadie más en todo este tiempo”, agregó Di Próspero, despejando las versiones sobre la entrada en escena de Viviani como posible candidato que podría hacerle puja a Caló. La ausencia de Caló en los últimos días generó versiones sobre la solidez de su candidatura para encabezar la central obrera.

El nombre del dirigente metalúrgico fue el primero que se conoció de manera oficial, al obtener Caló el apoyo de los delegados de su gremio en un congreso de la UOM que se realizó en Mar del Plata. El líder de la UOM aceptó públicamente que sería el candidato “si los muchachos me lo piden”, en alusión a sus aliados que no aceptaron la jugada de Moyano de convocar a un congreso para elegir autoridades y anunciar su candidatura a la vez. En rigor, en las primeras reuniones que mantuvieron los Independientes –Andrés Rodríguez de UPCN, Gerardo Martínez de la Uocra y José Luis Lingieri de Obras Sanitarias–, cuando se comenzó a conformar el espacio político-gremial, Caló y Viviani expresaron su aceptación para ser candidatos. Mientras Caló se afirmó en sus pretensiones, las de Viviani habían quedado en el freezer.

“Sería muy prematuro hablar de quién va a ser candidato, si es Caló u otro”, señaló Lescano sobre quién encabezará el Consejo Directivo de la CGT después de octubre, a la vez que apuntó sobre Viviani que no le sorprendía “que hoy tenga un pensamiento y mañana otro”, destacando su todavía fresca salida del riñón moyanista. La embestida de Lescano se enmarca en la discusión interna que deberán tener los gremios para obtener lugares de importancia en la cúpula sindical. Los Gordos –gremios grandes vinculados a la CGT de los ’90– intentarán hacer pesar la importancia de sus sindicatos a pesar de la mala relación que tuvieron históricamente con el kirchnerismo por su pasado neoliberal. La irrupción de Viviani en el esquema de discusión los desfavorece por la sintonía del taxista con el gobierno nacional. “Ojo que puede llegar a ser la fórmula que conduzca la CGT: Caló secretario general y Viviani adjunto”, deslizó un dirigente, avivando la discusión que todavía no zanjaron en el interior del gremialismo cegetista.

Más allá de los vaivenes y de los debates internos, los gremialistas se muestran confiados en lograr la legalidad de la CGT una vez que se haya cerrado el cronograma. “Vamos paso a paso. Se pueden discutir los cargos, pero lo principal es cumplir con todos los pasos electorales con la mayor precisión posible para que no haya ninguna duda”, aseguró a este diario uno de los dirigentes. Para eso, en las reuniones van midiendo números y padrones “para que sea lo más claro posible”, agregó. En los próximos días terminarán de depurar los padrones que se utilizarán para el congreso del 3 de octubre y afinarán el lápiz de la discusión para limar algunas asperezas.

Comentá la nota