La discusión de la letra chica

La discusión de la letra chica
Las partes buscan consensuar los detalles del acuerdo luego de que el Ministerio de Trabajo impugnara la negociación trimestral a la que arribaron la semana pasada. Reclamos para una suba del mínimo no imponible en Ganancias.

Los máximos representantes del gremio de bancarios, el Ministerio de Trabajo y las cámaras patronales mantendrán durante la jornada de hoy una reunión en la sede de la cartera laboral para analizar el esquema de anticipo de aumento salarial por tres meses a cuenta de la negociación que decidieron las partes la semana pasada. El Gobierno aclaró días atrás que no aceptará acuerdos salariales con menos de un año de vigencia, aunque especialistas advierten que ése no es el caso bancario, que no requiere homologación porque no se trata de una renovación del convenio sino que es sólo un anticipo. Por otro lado, dirigentes sindicales, opositores y cercanos al Gobierno reclamaron ayer una definición sobre el mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias antes de comenzar las paritarias, para la cual ya circulan porcentajes de aumento.

En la reunión de hoy en la sede de la avenida Alem del Ministerio de Trabajo se evaluará el acuerdo al que el gremio llegó con las cámaras patronales del sector. La modalidad del anticipo a cuenta de la negociación paritaria fue utilizada años anteriores. En este caso, son tres cuotas de 1444 pesos y una suma no remunerativa de 770 pesos. Ese monto, monitoreado por las autoridades del Ministerio, fue sellado el jueves pasado. La negociación del acuerdo anual, con vigencia del 1º de enero hasta el 31 de diciembre, en tanto, comenzaría a mediados de marzo.

El Gobierno, sin embargo, luego de que otros dirigentes catalogaran al acuerdo como “trimestral”, difundió un comunicado asegurando que no aceptaría convenios de duración menor a un año, para lo cual convocó a las partes para el lunes, reunión aplazada para hoy a las 11 de la mañana. En diálogo con este diario, el abogado laboralista y diputado por el FpV, Héctor Recalde, explicó que “los bancarios no están renovando el convenio colectivo, por lo que no hay nada que homologar por parte del Ministerio de Trabajo. Se trata, en cambio, de un acuerdo entre las partes, tal como sucedió los últimos años. Hay una intencionalidad política para mostrar que es un convenio trimestral, cuando no lo es”.

Otro tema áspero de la negociación de bancarios es cómo se presenta la mejora lograda, que supone una suba para el salario básico de 20 por ciento, que llega al 23,5 si se incluye la suma no remunerativa por única vez. Sin embargo, ese porcentaje es poco representativo porque sólo explica el incremento logrado por los salarios más bajos. Si la suma fija se compara con el salario promedio, por ejemplo, el alza es menor. En relación con los plazos de los acuerdos paritarios, Hugo Yasky, titular de la CTA cercana al Gobierno, dijo ayer que “se puede firmar una paritaria por un plazo más largo, poniendo instancias semestrales para verificar la evolución del acuerdo y, en todo caso, corregirlo. Pero una paritaria cada cuatro meses es ridículo”. Recalde también consideró que lo más conveniente es celebrar acuerdos anuales.

En cuanto a la suba del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias, Yasky señaló que “es lógico que sepamos en un plazo razonablemente corto, y antes de que se vayan cerrando la mayoría de las paritarias, cuál es el criterio que va a adoptar el Gobierno”. Agregó que “el tema se tiene que resolver este año”. “Las otras centrales sindicales plantean que el Gobierno eleve, como ha hecho otros años, la base de cálculo del impuesto. Esto significaría una vía bastante rápida: un decreto. Lo que proponemos nosotros es modificar este impuesto a través de un cambio en la ley, para evitar que todos los años estemos parados en el mismo lugar, discutiendo si se eleva o cuánto se eleva”, explicó.

El líder del gremio de los taxistas y dirigente de la CGT oficialista, Omar Viviani, propuso un mínimo no imponible “a partir de los 20 mil pesos”, lo que implica una suba superior al ciento por ciento respecto de los actuales niveles. En tanto, el secretario general del gremio de los judiciales, Julio Piumato, dijo que “la actualización del impuesto deberá ser significativa”, y agregó que “para escaparle a la inflación el aumento no puede estar por debajo del 25 por ciento”. Viviani, en tanto, sostuvo que “lo del Indec es un dibujo, hay una inflación que está entre el 20 y el 22 por ciento”. “Para no poner un número muy excesivo en las paritarias, hay que tener un control de precios”, agregó.

Comentá la nota