La CTA disidente ratifica apoyo al paro de Moyano, pero no marchará a la plaza

La CTA disidente ratifica apoyo al paro de Moyano, pero no marchará a la plaza
Pablo Micheli dijo que el gremio “no está acostumbrado a que lo convoquen por televisión”.
El sector disidente de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) ratificó hoy que adherirá al paro lanzado para el miércoles próximo por el secretario general del gremio de camioneros y titular de la CGT, Hugo Moyano, aunque sin participar de la movilización.

En tanto, la línea kirchnerista de la CTA, conducida por Hugo Yasky, aseguró que, si bien comparte “la demanda” porque “no puede ser que el mínimo no imponible afecte salarios de los sectores medios”, no se sumará a la medida de fuerza por considerar que fue “planteada en términos de confrontación”.

“Los trabajadores de la CTA no comemos vidrio. No vamos a pelear contra un gobierno que nos permitió una cantidad de conquistas enorme. Compartimos el reclamo pero no la metodología”, dijo Yasky a Radio 10

Desde la vereda opuesta, el líder de la CTA disidente, Pablo Micheli, indicó a la misma emisora que “estamos de acuerdo en parar conjuntamente. De ahí a movilizarnos, es otra historia. No estamos acostumbrados a que nos convoquen por televisión, no nos parece que ésta sea la forma”.

“La CGT tiene todas las razones y el derecho a tomar esta medida, pero nosotros somos de otro sector y por lo tanto tomamos nuestras decisiones. En ese contexto, hemos resuelto que, si se sostiene el paro, nosotros pararemos”, explicó.

No obstante, Micheli aclaró que su postura podría variar “si media una reunión para acordar las formas de la movilización y cómo va a ser el acto, porque la verdad no sabemos nada. Depende de que haya una conversación, pero está descartada esa posibilidad por ahora. Si existe la convocatoria, iremos”.

Para Yasky, el impuesto a las ganancias y las asignaciones familiares son “un tema que hay que resolver. No puede ser que el mínimo no imponible afecte salarios de los sectores medios. Tampoco puede ser que trabajadores que no cobren el salario por hijo al quedar aprisionados en una franja de salarios bajos, por debajo de los $ 7.200”.

“Pero, de ahí a que se nos convoque a un paro por televisión, hay una distancia enorme. Está planteado en términos de confrontación”, indicó el ex titular del gremio docente CTERA.

Comentá la nota