Dispar acatamiento al paro docente

El inicio del ciclo lectivo estuvo marcado por distintos escenarios en los establecimientos educativos públicos de esta ciudad. Si bien el sábado el gobierno anunció el normal comienzo de las clases, muchas escuelas tuvieron un alto nivel de acatamiento a la medida de fuerza dispuesta por los sectores gremiales que no acordaron con la oferta oficial. El MPL, la UDNAM y el UTEM son los sectores gremiales de los docentes provinciales que dijeron no al 22 % de aumento para este año.

Dispar acatamiento al paro docente from Iguazu Noticias on Vimeo.

En una recorrida por las escuelas públicas de Iguazú, IN pudo comprobar que la medida tuvo dispar adhesión. Mientras que en algunas las aulas estaban colmadas de niños, en otras el panorama era desolador.

Una de las escuelas donde la medida de fuerza fue acompañada por la totalidad de los docentes, fue la 746. En diálogo co IN su directora, Eustacia González fundamentó la situación explicando que la adhesión al paro se tomó en forma unánime, luego de una reunión el viernes de la semana pasada. “Esto es en rechazo a este porcentaje que otorgó el gobierno, que si bien se teníamos mucha esperanza porque en principio la UDPM solicitó el 38 %, terminó firmando por el 22 % , muy alejado a la suma que nosotros pretendemos y acercándose un poquito a la canasta básica”, señaló.

Con relación al FONID (Fondo Nacional de Incentivo Docente), cuyo monto fue duplicado y anunciado en el discurso de la presidenta de la Nación al inaugurar el período de sesiones en el Congreso, González recordó que “el FONID es un paliativo, porque está fuera del recibo de sueldo. Nos oxigena un poco pero no llega a la suma pretendida. Lo que se pide -añadió- es que se de un incremento en el básico, porque no es lo mismo el que cobra con 30 años de antiguedad que uno inicial”.

En el mismo sentido, González remarcó que “el único momento que el docente tiene para hacer el reclamo formal es en las paritarias, que se dan al inicio del año. El gobierno fue estirando tanto que llegó el inicio y firmó el acuerdo el día sábado y la mitad de la docencia ya no estuvo de acuerdo con ese incremento”.

Con relación al panorama que se abre frente a este escenario, la Directora de la Escuela 746 dijo que “es el mismo que tenemos hace años: por un lado el gobierno que garantiza el inicio de clases, que nunca fue así y nosotros con la esperanza cifrada en que durante el transcurso de estos días se llegue a cerrar algo que compense un poco mas y poder dar inicio a las clases y no tener mas este tipo de problemas”.

Los docentes que responden a los gremios que no acordaron con el gobierno dispusieron un paro de actividades por 96 horas. “Aunque muchos docentes de esta escuela estamos adheridos a la UDPM, no estamos conformes con la representación que tenemos en este momento; pero como es nuestro gremio madre, vamos a seguir reclamando dentro de lo legal”, expresó.

En tanto, en otros establecimientos, como la Escuela 462, el panorama era de un 50 y 50, aunque la mayoría de los alumnos solo asistieron el primer día de clases para participar de un breve acto.

En la 412, fuentes extraoficiales informaron que el 80 % de los maestros se presentaron a dar clases, mientras que en la 615 el paro casi no se notó.

Por su parte, la Directora de la Escuela Normal 8, relativizó el alcance de la medida de fuerza y señaló que las actividades se desarrollaron casi con normalidad, aunque aclaró que todavía no se había comenzado con el dictado de clases, porque todavía se están tomando exámenes.

Comentá la nota