Por disputa gremial, Caminos de las Sierras pierde unos $ 9.000 por hora

El Sutpa, gremio liderado por Facundo Moyano, tomó las cabinas y levantó las barreras en las estaciones de peaje, generando cuantiosas pérdidas a la empresa. Anoche, la secretaría de Trabajo de la Provincia dictó la ilegalidad del paro.
Los usuarios de los peajes fueron y vinieron ayer sin pagar debido a que las barreras estuvieron levantadas a raíz de una disputa gremial, que genera un perjuicio económico importante para la empresa estatal Caminos de las Sierras. El secretario general de la Unión de Empleados de la Construcción y Afines de la República Argentina (Uecara), Gustavo Rossi, denunció que integrantes del Sindicato Único de los Trabajadores de Peaje y Afines (Sutpa) tomaron las estaciones y levantaron las barreras.

El secretario del sindicato es Facundo Moyano, hijo del titular de la CGT, Hugo Moyano, quien hace varios meses está intentando desembarcar en la provincia y genera una disputa con Uecara, que agrupa al 90% de los trabajadores (unos 210 trabajadores), según dijo Rossi.

“Moyano pasó por Córdoba. Su gremio, que no tiene personería, pretende participar de las paritarias que estamos discutiendo”, añadió.

“No hay reivindicaciones del tipo laboral (...) La medida es contra (José Manuel) De la Sota porque no pueden participar dentro de lo que son las paritarias, ya que el sindicato de ellos no tiene personería y por eso el Gobierno de la Provincia no lo deja formar parte de la mesa de negociaciones. Con este tipo de medidas pretenden copar la representación de los trabajadores”, precisó. Por su parte, a través de Facebook, el Sutpa informó la realización de la medida de fuerza. “Es consecuencia de la negativa de Caminos de las Sierras a la equiparación salarial que desde hace meses venimos solicitando desde este sindicato en el marco de las negociaciones paritarias”, explicaron. Asimismo, añadieron que “desde hace más de tres meses hemos entregado reiterados petitorios a las autoridades de la concesionaria referidos a las condiciones laborales de sus trabajadores sin que hasta la fecha hayamos obtenido respuesta satisfactoria alguna”.

Por ello, mantuvieron las barreras altas y pidieron una respuesta a los reclamos. “La dignidad de los trabajadores no se negocia. Todos los trabajadores del Sutpa estamos en estado de alerta y movilización”, concluye el texto. Lo concreto es que el conflicto de los gremios genera pérdidas importantes para las arcas de Caminos de las Sierras. De acuerdo a distintas fuentes consultadas, a la concesionaria ingresan unos $ 9.000 promedio por hora, cifra que varía en función de las rutas y categorías de los vehículos.

Intimaciones

Ante esto, el Gobierno provincial tomó las medidas pertinentes ante el Ministerio de Trabajo de la Provincia y de la Nación como así también realizó denuncias penales, siempre teniendo en cuenta la seguridad de los trabajadores. La cartera de Omar Dragún intimó el miércoles y ayer por segunda vez a los manifestantes, bajo apercibimiento de declarar ilegal la medida; lo cual se efectivizó anoche por el Secretario de Trabajo, Carlos Rodríguez. De este modo Caminos de las Sierras tiene la herramienta para determinar posibles sanciones.

Rossi comentó que los empleados de la concesionaria firmaron una “nota pidiendo que se les garantice el derecho a trabajar debido a que están tomadas las estaciones”. “Es la gente de Moyano que pasó el Congreso de La Falda, y de paso por su visita de Córdoba hicieron el quiebre de barreras (...) Son 10 personas de Buenos Aires y los trabajadores no se han plegado”, apuntó el gremialista local. La disputa tiene “una connotación política” y el paro y quiebre de barreras se realiza para intimidar al gobernador José Manuel de la Sota, sostuvo Rossi. Hay que tener presente que el mandatario participó con Moyano en el acto para pedir justicia y la reapertura de la causa Rucci, ex jefe de la CGT, el martes pasado y a las pocas horas, Facundo Moyano puso en jaque al jefe provincial.

Comentá la nota