Doce horas de tensión en el centro por un conflicto entre colectiveros

Doce horas de tensión en el centro por un conflicto entre colectiveros
La empresa 25 de Mayo despidió a 110 choferes de la línea 581. La decisión generó corte de calles y quema de gomas de los trabajadores. Después, los empresarios dieron marcha atrás con la decisión y los reincorporaron.
Fueron doce horas de tensión que cambiaron la fisonomía del centro de la ciudad. Es que durante gran parte del día, las calles estuvieron cortadas, hubo colectivos atravesados en plena avenida Luro y el olor que más se sintió fue el de goma quemada.

El conflicto estuvo al borde de terminar con un paro del transporte. Pero, al final, hubo a una solución: la empresa 25 de Mayo y la Unión Tranviaria Automotor (UTA) llegaron ayer a la tarde a un acuerdo y los 110 choferes que había sido despedidos fueron reincorporados hasta el 30 de enero cuando las partes volverán a sentarse en la mesa de negociaciones.

Los inconvenientes provocados desataron un profundo malestar en el gobierno municipal. Y la mira estuvo puesta en los empresarios. "Cuando se hacen estas cosas motorizadas por el interés de una empresa, que tiene un conflicto que lo generó ella misma, no cabe otras cosas que las sanciones. Y las sanciones tienen que ser contundentes", dijo ayer el intendente Gustavo Pulti.

En principio, la Municipalidad presentó una denuncia penal por alteración del orden público y quema de gomas. Además se multará a los colectivos por las infracciones de tránsito que cometieron al cortar las calles.

El conflicto se desató porque 110 choferes de la empresa 25 de Mayo recibieron telegramas de despido por parte de la empresa 25 de Mayo. ¿El motivo? Se había decido dar de baja el servicio de la línea 581, que recorría la zona de la costa, desde el establecimiento del Ejército GADA 601 hasta el Faro.

Los empresarios tomaron esa decisión después de un fallo de la Cámara Contencioso Administrativo, que convalidó un recurso presentado por la empresa El Rápido del Sud. Esta compañía posee la concesión otorgada por la provincia de Buenos Aires de la línea 221 y había denunciado que la 581 había ampliado su recorrido hasta el Faro, sin contar con autorización para hacerlo.

De esta forma, ese tribunal resolvió ayer a intimar a la empresa 25 de Mayo a limitar el trayecto desde el Puerto hasta el Faro y, como consecuencia de este fallo, la firma habría resuelto desafectar el servicio que presta la 581.

Ante esta situación, la UTA resolvió movilizar desde las siete de la mañana los colectivos hasta Luro e Hipólito Yrigoyen, frente a la Municipalidad, donde fue cortado el tránsito. Y no solo eso: durante esas horas se quemaron gomas y se tiraron petardos.

La exigencia de la UTA era que el gobierno municipal medie en el conflicto porque dejará a más de un centenar de personas sin trabajo.

En ese momento, los dirigentes sindicales advirtieron que la medida de protesta podría profundizarse y no descartaron un paro de todo el transporte.

En tanto, el secretario de Transporte de la Municipalidad, Guillermo Iglesias, afirmó que los despidos son una acción "desmedida" y explicó que la situación se generó cuando el pasado 1 de enero la empresa 25 de Mayo extendió su recorrido sin previa autorización municipal.

Ante esta situación, la empresa 221 presentó un recurso de amparo para impedir que esto siguiera adelante.

En tanto, el vocero de los empresarios del transporte de colectivos de Mar del Plata, Claudio Lassiar, confirmó que la ordenanza 6765/92, indica que la línea 581 puede ampliar su recorrido hasta Punta Mogotes durante el verano. Pero reconoció que el conflicto se produjo, entre otras cosas, porque la ampliación del recorrido, debe ser refrendada todos los años por la Municipalidad, algo que aún no ha sucedido.

Lo cierto es que el conflicto se extendió hasta casi doce horas después de comenzado cuando en la sede del Ministerio de Trabajo las partes llegaron a un acuerdo y los trabajadores fueron reincorporados hasta el 30 de este mes cuando se reanudará el cuarto intermedio que se dispuso para llegar a una solución definitiva del conflicto.

Artime cruzó a los empresarios

El secretario de Gobierno, Marcelo Artime, mostró su malestar con los empresarios de la línea 581 por el conflcito que tuvo en vilo durante casi todo el día al transporte público de la ciudad y aseguró que "debieran pedirles perdón a todos los marplatenses".

"Este gobierno tiene una enorme vocación de diálogo, pero cuando se siente extorsionado o apretado hace valer su autoridad frente a cualquier tipo de corporación", aseguró Artime. Y enseguida agregó: "Se cumplió el principal interés de este gobierno municipal que era que ningún de los 110 choferes se quedara sin trabajo".

El secretario de gobierno le apuntó a los empresario y afirmó que "como lo dijo el intendente Pulti debieran pedirle perdón a todos los marplatenses por el día que nos hicieron pasar". "Estamos en pleno verano, con la ciudad llena de turistas y en un día que vino de visita el vicepresidente de la Nación para anunciar la ampliación del Parque Industrial. Lo que necesitaban los marplatenses era trabajar tranquilo y este conflicto fue la nota discordante", sostuvo Artime.

En tanto, el secretario de Gobierno explicó que le apuntó a los empresarios porque "sino hubieran aparecido los telegramas de despido los trabajadores no hubiesen tomado esa decisión". "Al final del día se volvieron a tomar a las 110 personas que se despidieron a la mañana con lo cual se demuestra que es una cuestión que se podría haber solucionado sin haber generado este caos", fundamentó.

Artime también comentó que la empresa 25 de Mayo ya fue multada con 140 mil pesos por haber ampliado el recorrido en la costa marplatense "de manera clandestina".

Comentá la nota