Docentes analizan el aumento y esperan nuevas mejoras

En las próximas horas el arco sindical docente se reunirá con sus bases para estudiar el impacto de la mejora anunciada el jueves. Esperan que las conversaciones salariales y pedagógicas continúen en las próximas semanas. La última suba no impactará a todos.
Tras el anuncio salarial de la semana pasada, el arco sindical docente definirá en las próximas horas si acepta la mejora "en calma", o activa un plan de lucha. Hay quienes estiman que esta podría ser la antesala de una nueva suba, puesto que el gobernador Ricardo Colombi dijo hace algunas semanas que todos los estatales recibirían en agosto una recomposición. Nuevamente los educadores parecen ser el único sector con el que el Ejecutivo tiene comunicación.

Mientras los gremios nucleados en la Confederación General del Trabajo (CGT) y en la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) se alistan para salir a las calles el viernes próximo (ver aparte), los docentes analizan el impacto de la mejora económica anunciada el jueves último por el ministro de Hacienda Enrique Vaz Torres durante una reunión que mantuvo con los líderes sindicales del sector educativo.

En la oportunidad se había confirmado que con las liquidaciones de junio, maestros y profesores cobrarán un salario mínimo de 3.000 pesos y además que la asignación familiar aumentará de 170 a 220 pesos para todos los estatales; y que se elevará a 600 pesos la asignación por persona discapacitada a cargo.

En un primer momento el aumento fue bien visto por casi todos los sindicalistas, excepto por los del Sindicato Unico de Trabajadores de la Educación de Corrientes (Suteco) que aseguraron que expondrán su molestia el viernes en la movilización. El resto de los gremios anticiparon que analizarán los números junto con sus afiliados y luego tomarán una determinación respecto de los pasos a seguir.

Vale resaltar que desde el inicio de la actual gestión, los docentes son uno de los pocos sectores con los que el Ejecutivo estableció un canal de diálogo en el cual se debaten las mejoras y se estudia el impacto de estas en los bolsillos. Si bien los sindicalistas celebraron el aumento, todos estuvieron de acuerdo al asegurar que la suba es insuficiente porque no alcanza a la totalidad de los educadores correntinos y por ello esperan continuar con las negociaciones.

Sucede que el Gobernador había anticipado tiempo atrás que está preparando una segunda recomposición salarial para los empleados públicos pero aclaró que la misma recién sería anunciada en agosto. Paralelamente el sindicalismo docente y el Ministerio de Educación continúan con las negociaciones de carácter pedagógico y de estabilidad laboral.

Comentá la nota