Docentes autoconvocados piden un básico de $4.000

Mientras el Frente Gremial Docente (FGD) que integran los gremios de ATEP, APEM y AMET siguen negociando con el Gobierno las condiciones salariales y laborales para el ciclo lectivo 2013, educadores autoconvocados nucleados en la agrupación “Tribuna Docente” realizarán el viernes a las 21.00, en la plaza Independencia, un “cacerolazo” para hacer escuchar la postura del sector.
Mientras el Frente Gremial Docente (FGD) que integran los gremios de ATEP, APEM y AMET siguen negociando con el Gobierno las condiciones salariales y laborales para el ciclo lectivo 2013, educadores autoconvocados nucleados en la agrupación “Tribuna Docente” realizarán el viernes a las 21.00, en la plaza Independencia, un “cacerolazo” para hacer escuchar la postura del sector. Entre otras reivindicaciones, exigen que se otorgue un aumento para elevar a 4 mil pesos el básico de la docencia y se resisten al inicio de las clases el próximo 25 de febrero próximo.

“Desde Tribuna Docente hacemos un llamado a todos los docentes tucumanos a debatir y a participar activamente en estas paritarias, a impulsar en común una gran convocatoria de bases que motorice un plan de lucha por el conjunto de nuestros reclamos. Nos organicemos en todas las escuelas”, reza el comunicado rubricado por Diego Toscano, Raquel Grassino, Cecilia Sosa, Pedro Verasaluse

Las consignas de las convocatorias son: “No al inicio de clases el 25 de febrero”; “Por un básico docente de $ 4.000 y un salario mínimo de $ 5.000 por cargo”; “Basta de entrega por parte del Frente Gremial Docente. Elecciones de paritarios por asambleas” y “Basta de impuesto a las ganancias. Asignaciones Familiares para todos”.

Sobre las negociaciones a nivel nacional, los dirigentes sostienen que “el gobierno quiere imponer un aumento salarial inferior al 25%. Por eso el primer ofrecimiento salarial de Alberto Sileoni fue de apenas un 17%, muy lejos incluso del pedido de 30% que hicieron los gremios docentes nacionales”.

Además, advirtieron que “con una inflación del año pasado del 30%, ese ‘aumento’ será una reducción de nuestro nivel salarial. A eso hay que agregarle que con la vergonzosa modificación del impuesto a las ganancias ya que este año serán más los docentes que paguen ese impuesto. Algo similar debe decirse de las asignaciones familiares, que cada vez son percibidas por menos trabajadores”, acotaron.

Por otra parte, indicaron que “con las Juntas de Clasificación intervenidas, el ingreso a la docencia se ha convertido en un coto de negociados privados (postítulos) y en un reino de la arbitrariedad”

Desde Tribuna Docente plantearon que “hasta el calendario escolar se ha convertido en un arma de castigo y domesticación de los docentes, para imponer las políticas educativas desastrosas que vienen destruyendo la calidad educativa. El inicio y final de las clases se han venido extendiendo, primero con la excusa de los 180 días y ahora con la de los 190 días, pero sin un resultado real en la calidad educativa”, expresaron los autoconvocados.

Finalmente, denunciaron que “todo se da con la complicidad de la dirigencia sindical, que obtiene diversos tipos de prebendas en estas negociaciones Los docentes debemos tomar nota del conjunto de esta situación, para preparar con fuerza la lucha autoconvocada”.

Comentá la nota