Los docentes avalan la última oferta salarial del Gobierno

Los plenarios departamentales mostraron que la mayoría acepta los 3.000 pesos de sueldo inicial. Hoy será la votación final.
El líder del SUTE, Javier Guevara, consiguió la aprobación de los plenarios a la última oferta oficial. (Archivo)

Zulema Usach - [email protected]

En los 18 plenarios que se efectuaron en forma simultánea durante la mañana de ayer en toda la provincia, la gran mayoría de los docentes mendocinos resolvió "dar el sí" a la propuesta de incremento salarial efectuada por el Gobierno la semana pasada para llevar el salario inicial a 3 mil pesos, tras los reclamos que llevó adelante el sector.

Con este avance agendado en su libreta, el Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación (SUTE) espera tener una respuesta definitiva entre la tarde de hoy y la mañana del lunes.

Ayer, en conferencia de prensa, el titular del sindicato Javier Guevara anunció el resultado de las discusiones que llevaron de manera interna los maestros y profesores para tomar posición frente al ofrecimiento oficial. "En 16 departamentos la propuesta fue aceptada y en dos -Las Heras y Guaymallén- se rechazó", aseguró el gremialista.

Hasta el momento, todo indica que la balanza en las negociaciones se inclinará a favor de dar luz verde al cobro de los haberes con el nuevo aumento que se notará en los bolsillos a partir del último día hábil de marzo. Es que, anticipó Guevara, "dos tercios de los delegados votarían a favor de la propuesta".

Hoy, la postura mayoritaria de los docentes será formalizada una vez que concluya el plenario provincial dispuesto para las primeras horas de la mañana en el salón Da Vinci de Junín. Hacia la tarde, el plan es llevar el comunicado con el "ok" al Gobierno en las oficinas de la Subsecretaría de Trabajo. En total, al menos mil delegados del gremio distribuidos en los distintos departamentos fueron los encargados de dejar registradas las votaciones cuando la propuesta fue discutida puertas adentro de al menos 800 escuelas.

Si bien en las zonas más pobladas, como Guaymallén y Las Heras, la respuesta fue negativa, Guevara indicó que en realidad la cantidad de representantes que se oponen a la propuesta oficial "representan menos del 30 por ciento del total". Por su parte, en comunas como Tupungato y La Paz, los votos a favor de firmar el acuerdo llegaron al 100%.

La primera oferta del Gobierno que el SUTE decidió analizar fue de 2.840 pesos como piso, y pese a que al gremio le parecía bien y hasta militó el voto positivo, los docentes la rechazaron en forma contundente en los plenarios con la negativa de doce departamentos. Las secuencias posteriores son las conocidas por todos: paro y movilización en el día que había sido pautado para inaugurar el ciclo lectivo.

Luego de la medida de fuerza que tuvo una adhesión catalogada por el SUTE como histórica el martes 28 de febrero, tres de las áreas con mayor poder de decisión en el tema dentro del gobierno de Francisco Pérez (Hacienda, Dirección General de Escuelas y Ministerio de Gobierno) se sentaron a sacar cuentas para salir a la cancha con una nueva oferta y así asegurarse que las clases puedan dictarse sin nuevos paros de por medio.

El jueves pasado, la propia directora general de Escuelas, María Inés Abrile de Vollmer, dio a conocer el ofrecimiento oficial, que en líneas generales buscó corresponderse con el solicitado por los maestros: ganar un mínimo de 3 mil pesos a partir de este mes. Esto significa para la provincia invertir en sueldos docentes 800 millones de pesos más para 2012.

En realidad, lo que termine percibiendo cada educador en su bolsillo (siempre partiendo del piso ya casi aceptado), dependerá de algunas variables. Así, para los que cobran menos, la diferencia será de unos 400 pesos y de allí en adelante la escala se regirá según el cargo, la categoría, la antigüedad, la zona y la carga horaria dentro de la escuela. Una maestra del nivel primario, por ejemplo, percibirá un incremento de 730 pesos y un supervisor (del mismo nivel) con varios años en esa jerarquía, pasaría de cobrar 9.656 pesos a 11.804; es decir, 2.146 pesos más.

Comentá la nota