Docentes creen que Cristina puede abrir una salida acordada a la paritaria federal

Docentes creen que Cristina puede abrir una salida acordada a la paritaria federal
Los gremios docentes alineados en la CGT que lidera Caló reservan una esperanza a fin de sellar su paritaria nacional que comprende a 950.000 maestros y profesores. Esa alternativa tiene un neto fundamento político y apunta a que la presidenta Cristina Fernández avale la reapertura de la negociación salarial en junio.
“En este momento el porcentaje pasó a segundo plano”, confió una fuente de ese bloque a este diario. En efecto, la única oferta que les realizó el Ejecutivo nacional no superó el 24%, un punto menos que lo acordado como techo por 15 provincias, luego de una reunión en Capital Federal y lo que es considerada por muchos como un techo al ras del piso.

“El mensaje de Cristina a Caló en Olivos nos permite considerar que nuestra inquietud no es un imposible”, aseveró el informante. La referencia se planteó en cuanto el encuadre presidencial para que la negociación salarial se desarrolle en el marco de las Convenciones Colectivas, por 12 meses y con chance para que cada gremio negocie en sus paritarias el pago de sumas fijas es la salida que UDA, AMET, CEA, Sadop aprecian como la indicada.

La lectura del minuto a minuto de la negociación federal navega sobre pronóstico reservado y no alentador. El cierre por decreto de 2012 y 2013 y este arranque con freno de mano cierran el horizonte con nubarrones.

Sin espacio para ninguna estimación alternativa, los dirigentes de la mesa de educación cegetista coinciden en que el margen de maniobra del ministro de Educación, Alberto Sileoni, por estas horas es mínimo, más allá de ponderar sus cualidades técnicas y didáctica, aunque “abren el juego” y aceptan que la postura de la cartera a cargo de Carlos Tomada en cuanto a que las paritarias incluyan también “tópicos no salariales relevantes”.

Desde allí ponderan la formación docente, la inclusión de mejoras en los ambientes de trabajo, perfeccionamiento entre otros puntos. “Allí la discusión es constructiva en un ciento por ciento, estamos todos de acuerdo. Pero se hace difícil activarla ante un horizonte salarial muy complicado”. Dentro del análisis político los jefes sindicales docentes consideran también que “ante el desmanejo de PRO en la Capital para todo lo que sea Educación, están dadas las condiciones de ofrecer un contraste rotundo con la paritaria federal”. Casi por cábala, ante micrófonos y grabadores, esa misma dirigencia trata de evitar la palabra conflicto y tomaron nota del realce que deslizó Cristina hacia la educación pública ayer durante la teleconferencia desde San Martín de Los Andes, donde se inauguró un colegio.

Peligra el inicio de clases

El secretario General del gremio docente Suteba Roberto Baradel apuntó contra el gobierno bonaerense en el inicio de las negociaciones paritarias al sostener que el inicio de clases no está garantizado.

“No están las condiciones para empezar las clases”, dijo Baradel al poner en duda que el ciclo lectivo 2014 inicie con normalidad si los trabajadores y la gestión de Daniel Scioli no llegan antes a un acuerdo salarial. En declaraciones radiales, el gremialista adelantó que si la suba salarial ofrecida es del 25 por ciento, “será descartada, por insuficiente”.

“Nosotros fuimos con un planteo muy claro de que se incluya la cuestión salarial” en el diálogo con el Gobierno y aclaró que “las clases no empiezan porque no hay negociación cerrada”.

Los maestros bonaerenses y el gobierno provincial tuvieron el martes una primera reunión formal en lo que se prevé será una extensa negociación, en la que los docentes pretenden incorporar una cláusula de revisión que permita reabrir las paritarias si la inflación se dispara. Sobre las negociaciaciones a nivel nacional, Stella Maldonado (Ctera) sostuvo “queremos que el acuerdo salarial comience en febrero, que tenga clausulas de revisión y monitoreo y planteamos un piso nacional”.

Comentá la nota