Docentes denuncian que el CGE aplica descuentos en sus sueldos

Docentes denuncian que el CGE aplica descuentos en sus sueldos

Según Agmer la medida alcanza a casi un centenar de educadores en la provincia. Los descuentos oscilan entre los 10.000 y 20.000 pesos, aunque en algunos casos el monto sería mayor. El sindicato decidió recurrir a la Justicia  

Entre fines de 2015 y principios de 2016, algunas direcciones departamentales de Escuelas recibieron desde el Consejo General de Educación (CGE) un listado de docentes que presentaban errores en su liquidación de haberes. En esas nóminas figuraba que los trabajadores estuvieron cobrando un monto de dinero durante un determinado período de tiempo que nos les correspondía, por lo que debían devolver esa suma. No pasó mucho tiempo hasta que en febrero, a través de una resolución la Dirección de Ajustes y Liquidaciones,un área dependiente del CGE, comenzó a notificar a los educadores de descuentos mensuales del 20% que se iban a aplicar en sus salarios hasta cubrir el monto total de lo adeudado, con la salvedad de que se iba a contemplar cada caso, según se confirmó a UNO desde la conducción de Agmer. 

La gravedad del caso radica en que muchos docentes siguieron cobrando diferencias salariales supuestamente indebidas que se fueron acumulando durante el tiempo  y que con el paso de los años treparon hasta montos que van desde los 10.000 y hasta los 40.000 pesos. Al parecer en todo ese período nadie se percató de esta irregularidad, ya sea porque los docentes renunciaron a determinada cantidad de horas o las mismas salieron a concurso en las escuelas que trabajaban. UNO obtuvo el testimonio anónimo de algunos trabajadores perjudicados por esta situación, quienes aseguraron que los directivos de las escuelas cumplieron con su parte de darles de baja en el Sistema de la Administración de la Gestión Educativa (SAGE) cuando dejaban cierta cantidad de horas, pero no habría ocurrido lo mismo con los encargados de llevar adelante el sistema de liquidación. El gremio que nuclea a la mayor cantidad de afiliados en la provincia reconoció que este problema está afectando principalmente a docentes que se desempeñan en el nivel Secundario y que generalmente cubren suplencias.

El secretario gremial de Agmer provincial, Manuel Gómez, reconoció que se trata de un asunto complejo y que obligó a la organización gremial a recurrir a la Justicia para frenar los descuentos por considerarlos “arbitrarios”. Al ser consultado por la cantidad de docentes en la provincia que estarían alcanzados por esta medida afirmó: “No estamos manejando más de 100 casos y son entre 10 y 15 los casos que fueron judicializados con dictamen favorable”. La vía legal se habilitó a través de recursos de amparo para que no se innove y por la cual el gremio pretende que se informe qué es lo que se va a descontar y cuáles son los motivos para aplicar el descuento. Como respuesta, el CGE apeló y ahora se espera que el Superior Tribunal de Justicia se expida en la materia.

 “No se dio un tiempo de regularización, sino que se procedió a realizar los descuentos. Lo que nosotros decimos es que cuando se detecta que hay algo que no corresponde, que no se proceda a descontar nada para que el docente tenga un tiempo de notificación, tenga un tiempo de presentación ante las autoridades que correspondan y que pueda hacer un descargo”, estimó Gómez. 

Si bien por las particularidades del sistema de liquidación y que en esta oportunidad -aportó Gómez- involucra a docentes del nivel Secundario que cubren suplencias, cada caso requiere un tratamiento especial. Según el dirigente de Agmer se dieron casos donde lo que se quería descontar “no correspondía” y reconoció que esto se logró determinar “tomando caso por caso y teniendo la posibilidad de defensa del docente, recurriendo a los elementos administrativos para corroborar qué es lo que cobró”.

De acuerdo a lo esgrimido por Agmer, la modalidad de las suplencias que está regida por un movimiento administrativo en cuanto a altas y bajas de cargos, no va de la mano con lo que percibe el docente. De esa manera el representante del gremio trató de explicar las diferencias en las liquidaciones: “Muchas veces demora en cargarse en el sistema de la escuela, o demoran los procesos de validación por diferentes motivos. Sumado a la demora para que el docente se haga del recibo. Entonces tenés distintos elementos que complejizan a la hora de determinar qué es lo que está cobrando el docente”.

Gómez admitió que este problema puede tener su origen en la falta de estabilidad laboral de este universo de docentes y que se potencia con el permanente movimiento de suplencias. Sobre los montos que se estarían descontando, el gremialista sostuvo que pueden ir desde 10.000, 15.000 y hasta 20.000 pesos. “En algunos casos son los mismos docentes son lo que ponen en aviso a las autoridades, de que están percibiendo mal. Y a pesar de que se les deposita los docentes deciden no tocar esa parte que se le está abonando de más”, asentó. Más allá del dato brindado por el gremio, UNO pudo acceder a una resolución donde al docente se le aplicó un descuento superior a los 46.000 pesos, ejecutado bajo el código N° 352 de Cargos Anteriores.

Respecto de qué sustento legal tiene la disposición del CGE, el sindicalista advirtió: “Nosotros entendemos que no es legal cómo se está haciendo, que la legalidad debería estar dada en tener esta instancia administrativa de corrección. Y donde la otra parte pueda pautar cómo se hace la devolución de lo que se pagó de más y si se corrobora que esto es así”.

Uno de los puntos que requiere un análisis más profundo es la decisión del CGE de descontar el 20% de los haberes en forma mensual. Saber en qué se basó el organismo para avanzar con la medida fue un tema que abordó el secretario gremial de Agmer. “Lo toma de normativas que tienen más que ver con cuestiones más comerciales que laborales; toma normativas de embargo de sueldo por distintas deudas que existen en nuestra legislación de las relaciones comerciales, que entendemos no precisamente debe aplicarse en la relación laboral que tiene el docente con el CGE”, argumentó. Y añadió: “Tengo entendido que es arbitrario, porque que se le quiera aplicar un 20% de descuento del sueldo, cuando en realidad lo que le fueron pagando por mes no tiene relación con ese porcentaje”.

La explicación del CGE

El presidente del Consejo General de Educación, José Luis Panozzo, vinculó  este problema con personas que se jubilaron y que han seguido cobrando. “En esto hay responsables de ambas partes. Si vas al cajero y te encontrás con tu sueldo de jubilado y aparte te encontrás con otro sueldo de 30.000 pesos te darás cuenta. Se ha liquidado así y nosotros estamos notificando a la gente para ver de qué modo lo puede devolver en el marco de la ley”, señaló a UNO el titular de la cartera.

Panozzo aceptó que se podría estar dando este tipo de irregularidad con docentes del nivel Secundario, pero aseguró que “son solo algunos casos, donde se sigue liquidando porque no viene la baja”. El funcionario insistió: “Cuando vas al cajero y encontrás plata de más, sabés que no te corresponde y deberías devolverlo. Acá hay responsabilidad compartida y estamos trabajando esto desde lo legal”.

Panozzo remarcó que se impartieron directivas al área Ajustes y Liquidaciones para tratar de subsanar el inconveniente. “Es muy difícil saber la cantidad de casos porque se van detectando de a uno y se va actuando en función de los casos que van apareciendo fehacientemente”, expresó.

El presidente del organismo reconoció que se trata de un problema de vieja data y que se está trabajando en lograr acuerdos para avanzar en su resolución. “Hay que descontar,la plata no es mía, es del Estado, y si vos vas al cajero y encontrás un sueldo de más, en algún momento tenés que devolverlo. El descuento del 20% lo fija la legislación, no podés descontar más de ese monto”, concluyó.

Detalles de la noticia

* El presidente del Consejo General de Educación (CGE) José Luis Panozzo, admitió que se detectaron diferencias salariales en trabajadores que  se jubilaron y que se trabaja para alcanzar una solución.

Comentá la nota