Docentes mendocinos hacen paro el 2 de julio por otro aumento

Lo decidió anoche el SUTE, en un plenario realizado en San Rafael, es en reclamo de la reapertura de paritarias.
Marcelo Sivera

Los docentes nucleados en el SUTE decidieron anoche, en un plenario realizado en San Rafael, hacer un paro y movilización el lunes 2 de julio, en reclamo de la reapertura de paritarias. Pero además, si no hay una respuesta oficial, también decidieron hacer otro paro, pero por 48 horas, para el 23 y 24 de julio, luego de las vacaciones de invierno.

De esta manera, con el aval de 180 delegados, el gremio pasó a la acción en su pedido al Gobierno de volver a negociar salarios luego de que el aumento que acordaron en marzo quedara varios puntos por debajo del concedido a los empleados de la salud.

En tanto, la Asociación de Empleados del Poder Judicial dispuso un nuevo paro de actividades hasta el domingo a las 23, como rechazo a la ausencia de los representantes paritarios del Gobierno en la reunión convocada para ayer. "La medida es sin asistencia a los lugares de trabajo y abarca a las oficinas fiscales y fiscalías de toda la provincia", declaró Carlos Ordóñez, líder del gremio.

"Llevamos 18 reuniones y en las últimas ocho el Gobierno no presentó una oferta superadora. Ahora ni siquiera vienen mientras un juez sigue ganando 53 mil pesos y un empleado 3 mil", se quejó Ordóñez. El lunes a las 7.30 habrá una nueva asamblea del personal. El Gobierno había subido su ofrecimiento a los judiciales a 20% de aumento, a partir de junio. El anterior había sido de 17 por ciento, pero desde marzo.

En tanto, la Asociación de Funcionarios del Poder Judicial (que nuclea a los empleados jerárquicos ubicados en las clases 1 a 8) viene llevando a cabo asambleas propias del sector, en el subsuelo del edificio de Tribunales. Ha solicitado la conformación de una mesa paritaria propia (separada de la del gremio que dirige Ordóñez) a la Suprema Corte, el Ministerio de Trabajo y Gobierno y la Subsecretaría de Trabajo.

La Asociación de Funcionarios tiene personería gremial "en trámite" y manifiesta una doble disconformidad. Por un lado, están incluidos en el sector "desenganchado" de los jueces, con los que han visto agigantarse la brecha salarial . Por el otro, se han "acercado" a los ingresos de su personal subordinado. "La pirámide se ha ido achatando", protesta Marcelo Fekonja, secretario general.

"Desde 2004 a la fecha el sueldo de los funcionarios creció un 90%; el de los empleados (categorías 9 a 25) subió un 140% y el de los ordenanzas, un 180%", manifestó. El sector jerárquico del Poder Judicial (que incluye a un millar de secretarios, inspectores, ayudantes fiscales, prosecretarios, codefensores, mediadores, profesionales del Cuerpo Médico Forense y oficiales de Justicia) pide una paritaria propia y rechaza la metodología de reclamo del gremio que encabeza Ordóñez.

Comentá la nota