Docentes piden suba de 30% en el salario inicial para llevarlo a $ 3.650

Docentes piden suba de 30% en el salario inicial para llevarlo a $ 3.650
Sileoni inició ayer la paritaria docente y los gremios pidieron llevar el salario inicial de $ 2.800 a $ 3.650. Representa un 30,13% de incremento, frente a la pauta oficial de 20%

DOLORES OLVEIRA Buenos Aires

Largó el primer dolor de cabeza concreto para el Gobierno de este año de puja salarial: los sindicatos que nuclean a los docentes a nivel nacional dieron inicio ayer por la tarde a las conversaciones paritarias para 2013 y pidieron una suba del salario inicial de 30,13%.

Los educadores también sumaron su voz a las exigencias gremiales por la suba del piso del Impuesto a las Ganancias.

En la reunión que tuvo lugar en el Palacio Sarmiento, los gremios detallaron un petitorio que incluyó los siguientes puntos:

n Llevar el salario para el cargo testigo de maestro de grado sin antigüedad –el de ingreso al sistema educativo– de los $ 2.800 actuales a $ 3.650, lo que equivale a un incremento de 30,13%.

Uno de los gremialistas que estuvo presente en la reunión, Sergio Romero (UDA) enfatizó que los $ 2.800 no alcanzan ni siquiera a la suma del Salario Mínimo Vital y Móvil, que es de $ 2.875.

n Subir el mínimo no imponible y las deducciones personales del Impuesto a las Ganancias. Según el sindicalismo, el 25% de los docentes de la Argentina para este gravamen.

n Mejoras en las condiciones de trabajo referidas a la capacitación en servicio de los docentes, prevención de salud laboral y ratificar el decreto de asignaciones salariales.

La paritaria reúne al Consejo Federal de Educación, encabezado por el ministro nacional, Alberto Sileoni, pero integrado por las provincias que son las que pagan salarios docentes, y a los gremios de los educadores. Lo que se fija es un piso salarial que sirve de testigo para todas las jurisdicciones y beneficia directamente a 11 provincias que reciben el Fondo de Compensación Salarial, a condiciones de que incorporen el aumento del año anterior.

Los cinco gremios docentes con representatividad nacional que participaron son Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera), Unión Docentes Argentinos (UDA), Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET), Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) y Confederación de Educadores Argentinos (CEA).

Además de Sileoni, las autoridades presentes fueron la directora de Educación bonaerense, Nora de Lucía, y el titular de la cartera educativa de Río negro, Marcelo Mango.

El hecho de que el Gobierno haya dejado trascender que no avalará aumentos salariales superiores a una pauta de 20%, anticipa que la discusión paritaria con los docentes a nivel nacional será dura.

De todos modos, Romero se mostró optimista con la posibilidad de llegar a un acuerdo y de poder comenzar las clases en tiempo y forma, sin que lo impida el hecho de que los docentes adopten medidas de fuerza en el camino de su pulseada con las autoridades para obtener un aumento de salarios superior al que está dispuesto a otorgar el Gobierno.

“El Estado tiene responsabilidad en que haya docentes bien pagos que puedan cumplir su cometido”, enfatizó Romero.

En tanto, la titular de CTERA, Stella Maldonado, sostuvo que “sería ideal cerrar un acuerdo en la primera quincena de febrero” y recordó que “ya se cerraron acuerdos en Río Negro, y Salta, y se está discutiendo en Buenos Aires, Córdoba y Mendoza”. El 25 de febrero está previsto el inicio de las clases en muchas provincias, incluida la de Buenos Aires, aunque en la Capital comenzarán dos días después.

En contraste con estas posiciones optimistas, ya el año pasado las discusiones paritarias de los docentes fracasaron a nivel nacional y el Gobierno fijó un sueldo mínimo de $ 2.800 por un decreto del Poder Ejecutivo.

Comentá la nota