Los docentes públicos arrancan hoy otro paro, esta vez por 72 horas

Tras una extensa reunión paritaria, las partes pasaron a un cuarto intermedio hasta mañana. La Casa Gris ratificó el descuento de días no trabajados. Críticas hacia la jefa de Educación.
Mengarelli se retiró anoche de Trabajo con expectativas frente a la nueva reunión de mañana, pero también preocupada por la prolongación del conflicto.

Lejos de acercar posiciones, la Casa Gris y los gremios docentes mantuvieron ayer una "ardua y dura" pulseada en la extensa reanudación de la mesa paritaria, que tensó aún más el conflicto: los maestros oficiales encararán hoy un nuevo paro, esta vez de 72 horas. El cónclave de casi siete horas pasó anoche a un cuarto intermedio hasta mañana, cuando las partes volverán a encontrarse en el Ministerio de Trabajo santafesino.

El eje del desacuerdo, según coincidieron al salir "preocupados" y "decepcionados" de la reunión los titulares de Amsafé, Sonia Alesso, del Sadop, Pedro Bayúgar, y de UDA, Sergio Romero, giró en torno a la "intransigencia" gubernamental de no dar marcha atrás con el descuento de los días de paro transcurridos en febrero y marzo.

Ni siquiera la inédita presencia del ministro de Gobierno provincial, Rubén Galassi, quien se sumó a sus pares de Educación, Letizia Mengarelli, y de Trabajo, Julio Genesini, alcanzó para descomprimir el espeso clima que impregnó a la extenuante negociación, que comenzó a las 11 y que concluyó cerca de las 21, con un cuarto intermedio al mediodía solicitado por los funcionarios para participar de la reunión de gabinete en la Casa Gris.

"Volvieron aún más duros por la tarde y la presencia del ministro político (Galassi), que nos había generado buenas expectativas, se diluyó por la posición de Mengarelli, quien no parece dispuesta a la negociación", deslizó a LaCapital una fuente gremial cuando se apagaron las cámaras y los grabadores de los periodistas que montaban guardia frente a Trabajo.

Apenas algunos avances en torno a la reforma curricular y un módico ofrecimiento de 150 pesos para ropa de trabajo reconocieron los gremialistas al resumir el "preocupante" saldo de la nueva cita paritaria, en la que el gobierno mantuvo la oferta salarial del 21 por ciento de aumento escalonado en marzo (18 por ciento) y julio (3).

Resultó evidente el disgusto de los representantes sindicales respecto de la insistencia del gobierno frente al descuento de los días paro, al tiempo que consideraron inaceptable una alternativa tirada sobre la mesa de negociación de compensar esas quitas con tareas extra en el próximo semestre.

"Parece que da lo mismo hacer paro que no hacerlo para un gobierno insensible que, con este trato, sólo auspicia el conflicto", disparó Bayúgar en referencia a la aceptación de la oferta oficial que el gremio de los maestros privados había oficializado en la última asamblea de delegados.

De todos modos, el dirigente dejó entrever que el Sadop convocará a la brevedad al congreso provincial para analizar la situación.

Por su parte, Alesso no ocultó su malestar y "preocupación" de los maestros públicos por el fracaso de las negociaciones y anticipó que hoy se informará de los magros resultados de la paritaria a los delegados departamentales.

A su turno, Mengarelli ratificó que el descuento de los días de paro "es una posición tomada".

Luego, la titular de Educación admitió que se iba del ministerio "expectante de lo que pueda llegar a ocurrir en la próxima reunión pero con preocupación porque, cuando un conflicto se prolonga, nadie sale favorecido".

Salud

Los trabajadores agrupados en el Sindicato de Profesionales Universitarios de la Salud (Siprus) decretaron ayer una medida de fuerza por 24 horas. Será el jueves, sin asistencia a los lugares de trabajo. El gremio se sumó, de este modo, a otros que rechazaron la oferta de la provincia del 21 por ciento de aumento escalonado a los agentes públicos. La medida fue adoptada tras una votación que se realizó la semana pasada en hospitales y centros de salud.

Comentá la nota