Docentes universitarios realizan mañana una jornada de protesta

No obstante, se informó que no habrá paro y que las clases se dictarán normalmente. Piden la apertura de la mesa de negociación salarial. Reclaman un mínimo de $7.650. No descartan endurecer la medida

Los docentes universitarios realizarán mañana una jornada de protesta en el campus de la casa de altos estudios en reclamo de la apertura de la mesa de discusión salarial. Le medida no impactará en el dictado de clases, aunque no descartan realizar un paro si la falta de diálogo se profundiza.

Cecilia Saroff, secretaria general del gremio que nuclea a los educadores, dijo a PUNTAL que se mantienen en estado de asamblea permanente y que el próximo vienes volverán a reunirse para evaluar la continuidad de la protesta.

“Este lunes (por mañana) vamos a juntarnos frente al comedor universitario, pegaremos afiches y repartiremos volantes para hacer conocer qué es lo que estamos planteando.

Además, hemos enviado un material a todos los docentes para que puedan debatir con los alumnos en las aulas sobre la situación de nuestros salarios y el presupuesto universitario”, indicó Saroff.

Los docentes esperan que el Gobierno nacional les acerque una propuesta de recomposición salarial y con preocupación advierten que el tiempo sigue pasando y no hay respuestas.

“Nuestras federaciones no han sido convocadas para negociar. En algunas universidades ya se decidió hacer paros, aquí por el momento vamos a limitarnos a otro tipo de acciones. Queremos que quede claro que no sólo es la cuestión de los salarios lo que nos preocupa, también es inquietante la situación económica que viven las casas de altos estudios del Estado”, aclaró.

La gremialista destacó la importancia de “educar” a los alumnos en estos temas para que puedan entender futuras medidas de fuerza más duras que las efectuadas hasta el momento.

“Queremos contar con la comprensión de los estudiantes, para eso es fundamental que sepan por qué protestamos, cuáles son nuestros reclamos”, acotó.

Lo que reclaman

Cecilia Saroff explicó que, cuando fueron al plenario de Conadu, representantes del Gobierno prometieron convocarlos el 13 de marzo, sin embargo eso no ocurrió. La expectativa se renueva de cara a la semana que se inicia mañana, de todas maneras no hay certezas.

Al mismo tiempo, dijo que lo que la regional que componen las universidades de Río Cuarto, San Luis y Rosario sostiene es que el salario mínimo para un docente de dedicación exclusiva y que recién se inicia debe estar en los $7.650, monto promedio de la canasta básica familiar. Además, indicó que desde la federación a la que pertenecen están requiriendo una suba del 25%.

“Nosotros hemos dejado claro que todos los acuerdos que se logren deben ser retroactivos al mes de enero, de lo contrario las mejoras van a ser menos significativas porque vamos a ver los incrementos casi a mediados de año”, aseveró.

Asimismo, reconoció que el cierre abrupto de la paritaria docente por parte del Gobierno nacional es un indicio del escaso margen que existe para pensar en un muy buen arreglo.

“Nosotros tememos que no se abra la discusión; en nuestra federación hemos discutido para que no se aceptara un valor que nos quiera imponer el Gobierno, de todos modos es probable que terminen firmando por una suba cercana al 22%”, manifestó Saroff.

Comentá la nota