En la Dpec vuelven con las medidas de fuerza

En la Dpec vuelven con las medidas de fuerza

Las convocaría el Sindicato de Luz y Fuerza. Fuerte discusión en torno a la falta del seguro de riesgos de trabajo. Denuncias cruzadas.

Comenzaría con un paro de tres horas el próximo lunes 2, que se ampliaría a cuatro horas el martes y a cinco el miércoles. El jueves 5, el paro será durante toda la jornada.

El Sindicato de Luz y Fuerza de Corrientes podría implementar la semana próxima una serie de medidas de fuerza que concluirá con un paro total de actividades, en demanda de una recomposición salarial y ante la carencia de un sistema de seguro de riesgos de trabajo, entre otros reclamos.

En diálogo con EL LIBERTADOR, el ministro de Hacienda y además interventor en la Dirección Provincial de Energía de Corrientes (Dpec), Enrique Vaz Torres, consideró que la empresa que prestaba el servicio (Galeno ART) "percibe un valor de 6 sobre la nómina, mientras que las otras empresas cobran 3, es decir, más del doble".

Por otra parte, una fuente gremial consultada anoche por este diario explicó que la Provincia realizó un acuerdo transitorio con una empresa local mediante un sistema de coseguro.

Respecto de la queja de Vaz Torres, señaló que las tarifas de las aseguradoras son establecidas por la Superintendencia de Aseguradoras de Trabajo. "Nosotros tenemos mucho riesgo en nuestro trabajo, lo que en algunos casos ha llevado lamentablemente a la muerte", recordó el gremialista. "Tenemos más muertes que la Policía, que usa armas. Nuestra "arma" es una pinza y un alicate. Obviamente, que al haber más riesgos de trabajo el servicio es más caro", explicó.

El ministro Vaz Torres, al hablar con este medio, deslizó que la Dpec "está llena de kioscos", lo cual es motivo de una investigación interna.

EL PLAN DE LUCHA

En una nota que fuera elevada al Ministerio de Trabajo de la Nación, el Sindicato de Luz y Fuerza de Corrientes expresa que se realizaron "innumerables reclamos" a la Dpec por diversas situaciones de deterioro laboral y salarial, pero que se encontraron ante la "intransigencia" de la empresa.

Frente a esa circunstancia no resuelta, tomarían medidas de fuerza desde el inicio de la próxima semana en demanda de una "urgente" recomposición salarial. Denuncian además, entre otras cosas, la "precarización laboral en todos los sectores" y la situación de un "encuadramiento convencional erróneo".

También denuncian el incumplimiento del régimen de viáticos y de los aumentos al personal pasivo. Asimismo, protestan por "traslados compulsivos" de personal y la falta de recategorización, lo que deja vacantes sin cobertura.

Por todo ello adoptarían medidas escalonadas consistentes en un paro de tres horas desde el próximo lunes 2, que se ampliaría a cuatro horas el martes y a cinco el miércoles. Ello culminaría el jueves 5 con un paro durante toda la jornada.

La medida de fuerza sería cumplida por el personal técnico, manual y administrativo, verificándose las guardias mínimas que exige todo servicio público.

El gremio hizo expresiva, de todas maneras, su disposición a la "paz social", en la medida que "no se vulneren los irrenunciables derechos de los trabajadores".

Comentá la nota