“Dragones” y PAE, el conflicto interminable

“Dragones” y PAE, el conflicto interminable
Los trabajadores decidirán mañana si vuelven a las rutas o aceptan la propuesta de un programa de reinserción laboral. La facción sindical que encabeza Raúl Murga y la compañía petrolera quedaron liberadas al terminarse la conciliación voluntaria y agotarse las instancias de conciliación obligatoria.
La falta de acuerdo entre “Dragones” y Pan American Energy fue el resultado de la audiencia del viernes, con la liberación de las partes que podría desembocar en cortes de ruta. Los trabajadores mantienen el estado de “asamblea permanente” a la espera del envío de los telegramas de despido de Contreras Hermanos y Skanska.

Guido Dickason, vocero de los “Dragones”, indicó a Diario Patagónico que el programa de reinserción laboral no está en el acta firmada el viernes después de la audiencia. De hecho, consideran que es innecesario porque siempre tuvieron cursos impulsados por la compañía.

La propuesta de Pan American Energy incluye a los 204 “Dragones” que no volverían a darles empleo. Y en ese punto los trabajadores hicieron hincapié, dado que si bien el listado de “excluidos” se redujo en una de las audiencias a 151, el viernes habría vuelto al número original de 204, lo que ofuscó más a los obreros liderados por Raúl Murga.

El programa propuesto por la empresa implica que durante seis meses estos trabajadores participen de capacitaciones. Cobrarán un sueldo básico y antes de que se cumplan los seis meses deberían tener todos un empleo en una contratista a designar.

Mientras mantienen la “asamblea”, el clima entre los “Dragones” es de potencial conflicto. Aunque esperarán a mañana para resolver si van a las medidas de fuerza o qué propuesta le presentarán a PAE y al Gobierno provincial.

HECHOS CLAVE

Los “Dragones” piden igualdad salarial con los petroleros, porque consideran que trabajan en las mismas condiciones. El reclamo viene desde agosto del año pasado y llegó a su nivel más complejo el 21 de junio con la toma del yacimiento y la rotura de las instalaciones.

Las negociaciones comenzaron el 29 de junio, después de ocho días de bloqueo del acceso al yacimiento de Cerro Dragón. PAE logró reactivar las tareas, aunque no al 100%. El corte en el cruce de las rutas 3 y 26, Diadema y Sarmiento continuaron.

La jornada de máxima tensión fue el martes 3 de julio cuando los petroleros privados y jerárquicos quisieron ir a trabajar con el acompañamiento de la policía e infantería. El objetivo de los 200 efectivos de seguridad era dar cumplimiento a la orden de desalojo sin represión. Sobre las 18 de ese día, el gobernador ordena a la Secretaría de Trabajo dictar la conciliación obligatoria.

PAE rescindió los contratos a Contreras Hermanos y Skanska el miércoles 4 de julio, al señalar que los empleados de esas contratistas fueron los autores materiales de la toma del 21 de junio. Quedan más de 800 trabajadores a la deriva, muchos de ellos afiliados a la asociación civil que nuclea a los “Dragones”.

Un mes después de iniciadas las negociaciones en el edificio de Petrominera, uno de los referentes de “Dragones”, Daniel Ojeda, formó una facción sindical aparte. Mantuvieron reuniones con las operadoras para aclarar la situación de los adherentes a este nuevo gremio y desvincularse definitivamente de la organización comandada por Raúl Murga.

Al 21 de agosto eran 10 los “Dragones” procesados por la Justicia Federal en el marco de la denuncia realizada por PAE por los destrozos en instalaciones del yacimiento de Cerro Dragón.

En tanto, el secretario general de los “Dragones”, Raúl Murga, fue golpeado por personas de las que al día de la fecha se desconoce su identidad. Fue el 7 de setiembre, mientras cargaba combustible en una estación de servicio de Kilómetro 3.

Coment� la nota