Los “Dragones” detenidos con armas fueron imputados y recuperaron la libertad

Los 11 referentes del grupo “Dragones” que fueron detenidos el lunes durante un procedimiento del GEOP, quedaron imputados por tenencia ilegal de armas de fuego de uso civil y de guerra. A excepción de Norberto Caleia --quien había sido declarado rebelde en otras dos causas--, el resto ya está en libertad, aunque los tres que el año pasado fueron beneficiados con una probation tendrán que presentarse todas las semanas en la Fiscalía.
La audiencia de control de detención contra los 11 referentes de grupo denominado los “Dragones” se llevó a cabo ayer en la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia y fue presidido por el juez penal, Américo Juárez. La defensa de los imputados fue ejercida por el abogado particular, Leopoldo Puricelli, mientras que el Ministerio Público Fiscal estuvo representado por los funcionarios Martín Cosmaro y Andrea Rubio, quienes investigarán bajo la supervisión de la fiscal general, Cecilia Codina.

En ese contexto, desde la parte acusadora se le pidió al juez que declare legal la detención, la que a entender de esa parte se llevó a cabo en flagrancia. En virtud de ello solicitó la apertura de la investigación contra Daniel Ojeda, Brian Jorge Vargas, Federico Flores, Alberto Martínez Vera, Daniel Elías Márquez La Rosa y David René Gutiérrez por el delito de tenencia ilegal de arma de uso civil, en 2 hechos.

En tanto, respecto de Néstor Alejandro Goroso, Norberto Damián Caleia, Federico Ricardo Carriqueo, Franco Eduardo Tobar y Víctor Villarroel Andrade, la Fiscalía calificó el hecho como tenencia ilegal de arma de guerra.

Por su parte la defensa cuestionó la detención, solicitándole al magistrado que la declare ilegal y en cuanto al hecho no pronunció objeción.

Por parte de la Fiscalía se tuvo en cuenta que los imputados Tobar, Flores, Goroso, Vargas, Márquez La Rosa, Martínez Vera y Carriqueo no tenían hasta ahora antecedentes computables y por tratarse de un delito excarcelable, no solicitó medida de coerción para ellos.

En tanto, reclamó la prisión preventiva para Ojeda, Gutiérrez, Villarroel Andrade y Caleia. Los tres primeros por encontrarse cumpliendo un proceso a prueba desde diciembre del año pasado y por un tiempo de 18 meses, en virtud de una causa similar, ocurrida durante la última visita de Néstor Kirchner a Comodoro Rivadavia, en noviembre de 2009.

Al respecto, se pidió que se mantuviera el arresto por 10 días, tiempo que demandaría llevar a cabo las pericias para determinar si las armas que fueron secuestradas son aptas para disparo. De comprobarse esto, se adelantó que se pediría la revocatoria de la probation, entendiéndose que se daban los presupuestos de peligro de fuga y de entorpecimiento de la investigación, porque en el caso de ser condenados la pena sería de cumplimiento efectivo.

Por otro lado, se hizo mención a la situación de Calia, sobre quien pesan dos declaraciones de rebeldía. Una tiene que ver con una condena de un año y seis meses por una causa de lesiones graves, mientras que la restante se refiere a un daño del cual quedó pendiente la realización de la audiencia preliminar.

A todo esto la defensa cuestionó el peligro de entorpecimiento y recordó que las armas ya están secuestradas y en poder de la policía, por lo que no se advierte que sus asistidos puedan entorpecer la investigación. Además, sostuvo que todos tienen arraigo en la ciudad, por lo que el peligro de fuga no encuentra fundamentos. Finalmente el magistrado coincidió con el defensor y les otorgó la libertad a todos, menos a Caleia, quien debió permanecer en el recinto para participar de otra audiencia con el juez que declaró su rebeldía.

Con respecto a los imputados que venían cumpliendo el proceso “a prueba”, el juez ordenó su presentación en la Fiscalía una vez por semana y le otorgó a la parte acusadora el plazo de 6 meses para terminar con la investigación.

Comentá la nota