Dudas en la CGT opositora sobre otra marcha contra el Gobierno

Se analizaron dos iniciativas para movilizarse al Congreso y a la Plaza de Mayo, pero Moyano no está convencido.
La CGT que lidera Hugo Moyano prácticamente descartó ayer la posibilidad de participar de alguna marcha en lo que queda del año. En la reunión de Consejo Directivo de la central anti K se analizaron ayer dos propuestas: la de hacer una movilización al Congreso para apoyar un proyecto de ley de universalización de las asignaciones familiares y la de sumarse, también en diciembre, a una marcha opositora a Plaza de Mayo.

La idea de marchar al Congreso se descartaría por dos razones. Una: están a punto de finalizar las sesiones ordinarias del Congreso. Dos: todavía no juntaron el millón de firmas que se proponían para acompañar el proyecto de ley. Hasta ahora, se habrían reunido algo más de 500.000 firmas.

Tampoco parece entusiasmar a Moyano que la CGT participe de una marcha multisectorial a Plaza de Mayo. La idea es fogoneada por Luis Barrionuevo, quien ya la bautizó como “la marcha del silencio”. El gastronómico pretende sumar a los caceroleros a la protesta.

Ayer, por eso, se definió que los sindicatos alineados con la CGT del camionero tendrán libertad de acción para decidir si van, o no, a la protesta en Plaza de Mayo. La UATRE, el gremio que conduce Gerónimo “Momo” Venegas, ya resolvió que será de la partida.

Ayer, por otro lado, se definió convocar para el próximo jueves 6 a un plenario del Comité Confederal cegetista, donde se deberá votar a los miembros de la Comisión Arbitral. Ese cuerpo es el que define, en caso de conflicto entre dos sindicatos, a qué convenio pertenecen los trabajadores de determinada actividad. Lo más probable es que el dirigente del Gas Oscar Mangone siga al frente de la Comisión Arbitral.

Del Confederal, se decía ayer en CGT, participaría el estacionero Carlos Acuña, quien está alineado en la CGT Azul y Blanca de Barrionuevo. Pero ayer cerca del gastronómico rechazaron esta posibilidad.

En el moyanismo planteaban ayer que el Confederal también podría votar alguna propuesta de hacer un nuevo paro general ya el mes que viene. “Hay tiempo para organizarlo. Tocas pito y salen todos con las matracas”, explicó un sindicalista. Otro agregó: “Lo único que sirve son los paros”.

Comentá la nota