Los dueños de remises insisten en que el aumento de la tarifa “tiene que ser ahora”

Los dueños de remises insisten en que el aumento de la tarifa “tiene que ser ahora”
La interna entre los sindicatos impide que se avance en las negociaciones por el incremento que llevará a 7 pesos la bajada.
Los trabajadores nucleados en el gremio de Empresas y Asociaciones de Propietarios de Remises y las cooperativas que prestan el servicio en la ciudad mantienen la intención de aumentar la tarifa, hoy solicitarán nuevamente ser atendidos por el intendente Jalil, sostienen que “el aumento es necesario ahora, nada tiene que ver la Fiesta del Poncho”. Por su parte el Sindicato de Peones de Taxis solicita mejoras salariales a los empleados, antes que el aumento.

La Asociación de Propietarios de Autos de Alquiler y choferes de la Cooperativa 12 de Diciembre presentaron formalmente el pasado lunes ante el municipio capitalino la nota en la que informan el aumento de la bajada de bandera de 5 a 7 pesos y de 50 a 70 centavos la ficha. Si bien la intención de los trabajadores del volante era que el incremento comience a regir desde el próximo lunes, las diferencias entre los sindicatos que representan a los trabajadores del sector y no haber sido recibidos por el jefe comunal retrasaría la implementación de la suba. La idea de los empresarios es subir la bajada de bandera, lo que contradice al gremio, ya que estiman no corresponde un aumento sino que hay otras cuestiones referidas a las condiciones laborales que se deberían mejorar antes.

En diálogo con El Esquiú.com, el representante de la asociación Ricardo Barrientos manifestó que “mañana -por hoy- vamos a ir a ver si nos atiende el intendente para que dialoguemos sobre este tema, hace 20 días que hemos pedido audiencia con él, pero hasta el momento no hemos tenido ninguna respuesta. Espero que mañana se pueda concretar la reunión”. A su vez, el representante de la asociación señaló que “ayer -por el lunes- presentamos oficialmente el anuncio del nuevo cuadro tarifario, el cual lleva la firma de todas las empresas”.

En el mismo sentido, y ante las declaraciones de Guillermo Matterson, secretario de Gobierno, quien expresó que “no están dadas las condiciones para realizar un incremento, sobre todo considerando que este mes la provincia debe brindar la mayor cantidad de servicios y beneficios para las personas que nos visiten por la Fiesta Nacional e Internacional del Poncho”; al respecto Barrientos indicó que “nada tiene que ver la Fiesta del Poncho, lo que sí tiene que ver son los cuatro aumentos del gas y los de la nafta, la suba en los costos para mantener los vehículos”.

La pretensión de la asociación es que el aumento rija a partir del lunes 15, al respecto Barrientos señaló que “nosotros hemos demostrado actitud de diálogo siempre, esta vez desde el otro lado está tardando en llegar, sabemos bien que la ordenanza es clara en este sentido, por eso es que estamos a la espera”. Los dichos del representante de un sector de los trabajadores se refiere a lo que establece la reglamentación vigente, la cual manifiesta que “los titulares, gremios, asociaciones, cooperativas y agencias de taxis deben “fijar de común acuerdo y comunicar a la municipalidad cada cambio de tarifas que convengan y que regirá para todos los vehículos afectados al servicio de taxis, con cinco (5) días hábiles de antelación a su puesta en vigencia…”.

Primero, mejoras laborales

Por su parte, el Sindicato de Peones de Taxis manifiesta que es necesario que los trabajadores mejoren sus condiciones de trabajo ya que “somos empleados en negro, no tenemos cobertura, beneficios, nada de lo que necesitamos para trabajar en la calle; después hablamos del aumento de la tarifa, no vamos a permitir que se incremente la tarifa mientras los choferes no estén bajo libro, y por ordenanza el aumento debe ser de común acuerdo entre asociaciones, empresas y gremios, así que no van a poder”, señaló José Pesara, secretario general del gremio.

De esta manera, y teniendo en cuenta las posiciones de los gremios, el aumento de la tarifa estará sujeto a la apertura de la mesa de diálogo con la comuna y el acuerdo entre las entidades que representan a los trabajadores.

Comentá la nota