Dura controversia por aportes docentes a la Caja Complementaria

Dura controversia por aportes docentes a la Caja Complementaria
Anticipan que el resultado preliminar de una consulta arroja que el 90% no quiere hacer contribuciones previsionales adicionales.
Una fuerte controversia quedó planteada entre la Caja Complementaria Previsional para la Actividad Docente y el Consejo de Educación Católica y la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC), los cuales se oponen a que docentes privados y públicos sigan aportando 4,5 por ciento de sus sueldos a ese ente jubilatorio nacional.

Motorizados por el Consejo de Educación Católica, ayer alrededor de 250 colegios privados de Capital e interior suspendieron las clases una hora para pedirles a los docentes que expresaran individualmente, y por escrito, su voluntad de realizar aportes previsionales a la caja complementaria.

Guillermo Buitrago, miembro del consejo católico, indicó que los datos preliminares arrojaron que en gran cantidad de escuelas casi el 90 por ciento de los docentes expresaron en forma inmediata el “contundente rechazo” a seguir aportando a la caja complementaria.

La consulta realizada a los educadores surgió a partir de los juicios que se iniciaron hace tiempo a muchos colegios privados del país por deudas de dichos aportes, tras la transferencia de las escuelas de la Nación a las provincias, en 1995.

Buitrago dijo que informaron a los docentes “lo que está en juego y cuales son las pretensiones de la caja”, pero indicó que recién a mediados de la semana próxima se conocerán los resultados de la encuesta.

Según la ley nacional 24.049, “el personal docente transferido continuará en la caja complementaria y el gobierno de la jurisdicción receptora actuará como agente de retención de los aportes”.

Desde la Caja Complementaria indican que en el caso de los nuevos cargos en escuelas privadas, el aporte es voluntario.

Pero Buitrago denunció que “la caja reclama el aporte a la totalidad de universo docente, porque el problema que tiene es que la ecuación activos-pasivos, que no le cierra”.

Admitió que los juicios que tienen algunos colegios “ponen en riesgo su continuidad”.

La UEPC respalda la postura del Consejo de Educación Católica e interpreta que la ley de transferencia no obliga a aportar. “No tiene ningún sentido una caja complementaria, cuando los docentes provinciales ya aportan 18 por ciento y se jubilan con el 82 por ciento móvil”, afirmó Juan Monserrat, titular del gremio docente.

Desde la Caja complementaria, Sara García, consejera en representación de la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (Amet), refutó los argumentos de la entidad católica y de la UEPC. Remarcó que se trata de una caja complementaria que apunta a que los docentes lleguen al 100 por ciento y dijo que la ley obliga a los transferidos a continuar aportando.

Atribuyó la consulta impulsada por el consejo católico a que la Caja Complementaria, a partir de juicios que ganó, lanzó una moratoria para que los colegios se pongan al día con quitas de hasta 60 por ciento de la deuda para quienes se acojan en los próximos 30 días. Dijo que la Caja convocará individualmente a las escuelas para que se adhieran a la moratoria.

García dijo que la entidad previsional le paga a siete mil docentes transferidos, que son jubilados provinciales, entre 800 y 1.500 pesos bimensuales.

La dirigente de Amet cuestionó a la UEPC por “expresiones malintencionadas”.

Sistema previsional docente

Dos jurisdicciones. Para los docentes, existe un sistema previsional provincial y otro nacional. En la provincia, la mayoría de los maestros aporta el 18 por ciento a la Caja de Jubilaciones de Córdoba. A nivel nacional, además del aporte estatal a la Anses, existe la Caja Complementaria para la Actividad Docente. El aporte a esa caja es del 4,5 por ciento. Está integrada por la Nación y gremios docentes (Ctera, Sadop, UDA y Amet).

Transferencia. Cuando en 1995 se transfirieron los servicios educativos de la Nación a las provincias, los colegios de gestión pública y privada continuaron reteniéndoles a los docentes que ya estaban aportando, pero consideraron que no correspondía hacerlo con los nuevos educadores.

Acciones judiciales. Por las deudas que se fueron generando, la Caja inició juicios a la Provincia y a colegios privados. En Córdoba, hay 30 juicios con sentencia. También hay una demanda por 40 millones de pesos contra la Provincia.

Moratoria. La Caja lanzó una moratoria que es rechazada por el Consejo de Educación Católica.

Comentá la nota