Dura semana para Scioli: sin clases y con huelga de estatales

Hoy paran los docentes y en 77 hospitales decidirán medidas de fuerza; la Casa Rosada no dará ayuda financiera
Por Jesus Cornejo |

LA PLATA.- Ante la falta de avances en un acuerdo con el gobierno nacional para que le gire fondos que puedan destrabar los conflictos gremiales, la administración de Daniel Scioli arranca hoy una semana llena de complicaciones. A los paros de 48 horas anunciados por los empleados estatales y docentes bonaerenses , se sumará un plebiscito en los 77 hospitales provinciales para analizar nuevas medidas de fuerza. Habrá una marcha sectorial a la gobernación y jornadas de protesta en oficinas públicas.

El tono conciliador con el que el gobernador Scioli inauguró las sesiones legislativas en la provincia chocará hoy con la realidad intransigente de los sectores gremiales que la semana pasada rechazaron un aumento escalonado del 17,8 por ciento y exigen, en cambio, un incremento del 30%.

"Hasta ahora no tenemos ninguna novedad. Esta semana no existe la posibilidad de mejorar la oferta que hicimos con recursos propios la semana pasada. Las gestiones ya se hicieron ante el gobierno nacional; ahora falta la voluntad política para que nos giren los fondos que posibiliten hacer una propuesta superadora a los gremios", dijo a LA NACION una fuente oficial con acceso a las negociaciones con los sindicatos.

El mes pasado, la administración bonaerense admitió que necesita entre 10.000 y 12.000 millones de pesos para poder afrontar el pago del incremento de los salarios de sus empleados y docentes durante este año.

"Si bien la responsabilidad es compartida del gobierno provincial y de la Nación, hay situaciones que no están claras. Hace 15 días funcionarios bonaerenses de primera línea nos dijeron que no llegaban ni al 5% con fondos propios. La semana pasada la propuesta creció al 17,8% en forma escalonada. La primera cuota que pretendía darnos [12,5%] era el doble de lo ofrecido hace 15 días. Todo esto es muy poco serio", dijo a LA NACION el secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) provincial, Oscar de Isasi.

El dirigente gremial de ATE participará, hoy, a partir de las 11, de una marcha a la gobernación bonaerense junto con los médicos del Cicop, los empleados judiciales, militantes de la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y de otras agrupaciones sociales. Frente a la casa de gobierno provincial exigirán mejoras salariales.

Ayer, la Unión de Docentes de la Provincia de Buenos Aires (Udocba), un gremio minoritario que responde a las filas del líder de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, decidió redoblar la apuesta: decretó una huelga de 120 horas (toda la semana) y anunció que el próximo miércoles habrá cortes de calles, rutas regionales y movilizaciones en los distintos partidos del conurbano.

En tanto, los maestros agrupados en el Frente Gremial Docente ratificaron la huelga de 48 horas que comenzará hoy. "El gobierno provincial no está haciendo algo fuerte y concreto para poder resolver la crisis? No es bueno estar en conflicto permanente. Tienen que salir del letargo y resolver de alguna manera la crisis que está instalada", dijo ayer el secretario general del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba), Roberto Baradel.

Los docentes pretenden llegar a un 30% de incremento salarial para paliar las diferencias económicas que generó la inflación durante el año pasado. Es por eso que quieren que el sueldo inicial de un maestro, que hoy cobra $ 2900, alcance los 3760 pesos..

Comentá la nota