Duro documento de CGT contra Ganancias, pero sin mención al ajuste jubilatorio

Duro documento de CGT contra Ganancias, pero sin mención al ajuste jubilatorio
Una masiva marcha de trabajadores protestó contra la aplicación del impuesto a salarios. Destacan unión más allá de alineamientos.

La CGT Regional Córdoba, junto al Sindicato de Luz y Fuerza y el Suoem, ambos gremios integrantes de la CGT moyanista Rodríguez Peña, marcharon ayer en rechazo a la aplicación del Impuesto a las Ganancias a los salarios de los trabajadores, el tope a las asignaciones familiares y en defensa de las obras sociales y del “modelo sindical argentino”, hoy puesto en cuestión por un reciente fallo de la Corte Suprema de Justicia. Sin embargo, el documento emitido por la CGT que conduce el delasotista legislador José Pihen, no incluyó en sus reclamos la derogación de la Ley provincial Nº 10.078, de ajuste previsional, por la cual los jubilados provinciales de Córdoba cobran los aumentos de sus haberes con un diferimiento de seis meses en relación a los trabajadores activos. La reforma jubilatoria fue a aprobada en agosto del año pasado y afecta a los 90 mil pasivos que cobran por la Caja de Jubilaciones de Córdoba, al mermar el poder adquisitivo de sus haberes.

Este punto sí fue incluido en sus consignas por Luz y Fuerza, un sindicato hoy dirigido por el moyanista Gabriel Suárez, pero con tradición kirchnerista en su conducción.

La movilización de ayer, se inició en distintas sedes gremiales ubicada en el Centro y Gran Centro y finalizó en el edificio de la Afip (organismo recaudador de Ganancias) ubicado en bulevar San Juan al 300, donde Pihen emitió un discurso.

Si bien la CGT Córdoba salió a la calle solamente con cuerpos orgánicos y delegados de cada gremio, Luz y Fuerza y Suoem participaron con la totalidad de sus gremios, lo que le dio contundencia numérica a la protesta.

El titular del Suoem, Rubén Daniele, aseguró que “el año pasado el impuesto alcanzaba a dos millones de empleados, ahora estamos en tres millones y antes de fin de año vamos a ser cuatro millones los afectados”. Cabe recordar que más 85 por ciento de los empleados municipales de Córdoba estarían afectados por el Impuesto a las Ganancias, situación que se repite en el caso de los trabajadores de Epec.

Desde Luz y Fuerza, Suárez indicó, en referencia a las diferencias políticas que existen entre los sectores que se movilizaron ayer: “Veníamos planteando que a los trabajadores nos iba a terminar uniendo el espanto. Hoy día los sectores políticos hablan de Ganancias, pero nadie hizo nada para subir el mínimo del impuesto. La movilización va a ser la única manera en que van a entender”.

Por su parte, Pihen destacó la participación “al margen de la pertenencia política y de los agrupamientos sindicales” y remarcó que el balance fue “positivo por completo”, tras calcular que hubo ocho mil trabajadores en la protesta. En tanto, la secretaria adjunta de la Uepc, Zully Miretti, dijo que “hace mucho tiempo que hay que modificar el Impuesto a las Ganancias. No decimos que el impuesto no deba existir, sino que se debe gravar a los salarios más altos. No alcanza con sólo levantar el mínimo, deben actualizarse las alícuotas y debe venir junto con una modificación tributaria”.

Comentá la nota