Duro texto de la CGT de Moyano, rumbo a una cumbre con mucho ruido

Duro texto de la CGT de Moyano, rumbo a una cumbre con mucho ruido
El documento será debatido el lunes con Barrionuevo, en Mar del Plata. Critica al Gobierno y dice que hay “incapacidad de gestión”.

La CGT Azopardo, que lidera Hugo Moyano, criticó ayer al Gobierno por su “manifiesta incapacidad en la gestión para la solución de los problemas” y alertó sobre la ausencia de la responsabilidad del Estado en “una Argentina de saqueos, cortes de energía, fuga de capitales, disparada de precios y un gran desorden estructural”.

La central opositora difundió un texto elaborado por su consejo directivo y que será consensuado con la CGT Azul y Blanca, dirigida por Luis Barrionuevo, para el documento del plenario sindical que se realizará el lunes próximo en Mar del Plata. Allí incluso hay duros cuestionamientos a los dirigentes políticos, tanto oficialistas como opositores, a los que se los acusa de “escasa claridad” porque, “en la necesaria estructura partidaria, han desdibujado esos espacios donde deberían articular las demandas de la sociedad y brindarles respuestas”.

El texto indica, además, que “en todo el universo político hay hombres y mujeres que atravesaron la gestión pública sin que hayamos encontrado solución definitiva a los problemas actuales. ¿Cómo es posible que, en el ejercicio de la política, aquellos que la ejecutan desde el puente de mando o aquellos que quieren ocupar ese lugar no sepan, no puedan o no quieran abrir un nuevo capítulo en nuestra historia, como lo hizo Perón?”.

Estas fuertes definiciones podrían convertirse en un obstáculo para sumar dirigentes de la CGT oficialista al encuentro del lunes. Cuando Moyano y Barrionuevo lanzaron su nuevo espacio, difundieron un temario para debatir que no incluía ninguna huelga contra el Gobierno y sí, en cambio, la “preservación de la paz social”.

Pareció una “señal de buena voluntad” para captar a los sindicalistas K, pero el jefe de la UTA, Roberto Fernández, aliado de Moyano y Barrionuevo, complicó todo: “Estamos sin presidente y somos un país presidencialista”, dijo hace 48 horas. Esos dichos causaron malestar en Sergio Massa y Daniel Scioli, que ahora dudan en asistir a un encuentro sindical. (ver recuadro). Ayer, el gobernador bonaerense pareció responderle a Fernández: “No estoy de acuerdo con los que dicen que no hay gobierno; quieren generar inestabilidad ”, dijo a Radio Mitre.

En el documento hay párrafos dedicados a Barrionuevo, al que varios moyanistas miran con recelo. “Somos conscientes que la crisis de representatividad y credibilidad que afecta a muchas organizaciones tiene, entre sus causas principales, la ausencia de un verdadero compromiso con los trabajadores, de un sentimiento que inspire el comportamiento personal y colectivo. En la generalización del doble discurso y de la mentira como forma de actuar o en la contradicción permanente entre lo que se dice y lo que se hace se agrandan las dudas sobre el futuro”, afirman.

Comentá la nota