Echan empleados del Casino Central “porque no les da el perfil” y Baino se hace el distraído

Un trabajador con 12 años de antigüedad fue despedido a comienzos de año junto a otros dos empleados por “no dar con el perfil”. Dicen sentirse discriminados y que “los funcionarios de Casino lo manejan como dueños” declararon a 0223.com.ar. Insólita respuesta del adalid del gremio casinero (AECN), Jorge Baino, a los cesanteados, que de todos modos realizaron una denuncia en el INADI.
En diálogo con 0223.com.ar, Diego López Lotero, quien desde el año 1998 se desempeñó como empleado temporario del Casino Central mientras que desde 2005 pasó a ser parte del personal permanente, dijo que el 16 de diciembre de 2009 le informaron que a partir del 2 de enero concluía su vínculo laboral con el estado “porque el director del Casino, Atilio Di Paolo, me dio la baja”.

“Al consultar sobre los motivos de mi cesantía –explicó-, el jefe de juego del Casino, Palestini, me dijo que mi baja fue por faltas reiteradas, pese a que tengo en mi poder certificado de faltas, otorgado por el mismo departamento de personal del Casino en el que figura los días que no estuve fue porque me tomé la licencia por la gripe A o estuve de vacaciones; ni siquiera me tomé todos los días que nos otorga el mismo jefe de juego del Casino”.

Ante esas circunstancias, el denunciante se acercó a la Asociación de Empleados de Casinos Nacionales (AECN), gremio que hasta entonces lo representaba, donde pudo establecer contacto con el presidente del sindicato, Jorge Baino. Sin embargo, según el trabajador, el dirigente le advirtió que “la situación era difícil” porque “al terminar mi vínculo laboral el 31 de diciembre, yo iba a ser un ex afiliado, una locura, siendo que en 12 años jamás deje de pagar la cuota gremial”. “En el Casino trabaja mi padre desde hace 37 años, mi hermano mayor, mi hermano menor y sus mujeres. ¿Dónde quedó la defensa del empleado y el bien familiar, razón fundamental del estatuto gremial del que depende este gremio?”, se cuestionó.

“Si bien seguí en conversaciones con Baino, nunca tuve respuesta alguna por parte del gremialista así que busqué asesoramiento legal e ingresé por mesa de entrada del Casino un escrito solicitando que aclaren mi situación laboral ya que, como dice la ley, los empleados públicos tenemos estabilidad después de un año laboral seguido en el trabajo y yo tengo 12 años en el Casino, pero a los tres días me llegó una carta documento de despido que decía que me daban la baja por no contar con ‘el perfil’, algo ilógico porque no hay un marco regulatorio sobre el perfil del empleado de Casino”, reseñó.

Y aseveró: “Esto es discriminación, porque no creo que haya otra palabra para definir esto: tardaron 12 años en darse cuenta que no tengo ‘el perfil’, así que ya hice la denuncia ante el INADI”. “Ingresé en el año ‘98 tras pasar por una academia de ingreso en la que, sobre 200 chicos aproximadamente, salí segundo; en el ’99 hicimos una nueva academia para aprender a pagar ruleta en la que salí primero; seguí como croupier; me desempeñé en ruleta americana, ruleta francesa, Black Jack, Dados, Póker, Texas Holdem, máquinas; incluso en marzo del 2009 fui instructor de la academia. Es decir, en marzo fui instructor y en diciembre no doy el perfil, una anomalía por donde se vea”, exclamó.

Finalmente, López Lotero aseguró que “otros dos compañeros, Máximo Sabater y Andrea Rentas, están en la misma situación”, tras lo cual subrayó la necesidad de que “se tome conocimiento público de estas cosas y que se sepa que los responsables de esto son funcionarios del Casino, que se manejan como si fueran dueños echando a gente que no es de su agrado, con la que tienen problemas personales, y no como lo que son, funcionarios con una responsabilidad social”.

Comentá la nota