ECHEVERRIA: El Ejecutivo otorgó un 21 por ciento de aumento para los municipales

Tras meses de negociaciones fallidas, finalmente el Gobierno local acordó con el Sindicato elevar el salario mínimo a 2400 pesos, además de varias bonificaciones para todas las categorías. “Hubo buena predisposición de ambas partes”, apuntó el titular del STMEE, Adrián Gouín.
En una semana cargada de tensión, finalmente el viernes pasado el Ejecutivo acordó con el Sindicato de Trabajadores Municipales de Esteban Echeverría un aumento salarial del 21 por ciento, lo que cerró un largo enfrentamiento abierto que comenzó en diciembre del año pasado.

La jornada comenzó temprano por la mañana, ya que los empleados habían llamado a una asamblea general en las puertas del Palacio Municipal para acordar la oferta final, porque unos días antes les habían acercado tres propuestas “definitivas”.

Desde el 1 de abril se incorporarán al básico la suma de 200 pesos, y otros 60 de manera remunerativa y no bonificable para alcanzar un sueldo de bolsillo mínimo de 2400 pesos. También se acordó una bonificación de 200 pesos para el personal de enfermería. El 21 por ciento de incremento salarial será sobre el salario básico para todas las categorías.

Quienes fueron los encargados de la negociación fueron el secretario de Gobierno, Alberto Auruccio, quien estuvo junto a la secretaria de Hacienda, Hilda Granotti —el intendente Fernando Gray estuvo ausente durante la firma por motivos familiares—. Sentado en la mesa de diálogo estuvo el secretario general del STMEE, Adrian Gouín; acompañado por Daniel Alarcón, en representación de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses; Aldo Castro, titular de Municipales de Lomas; y Daniel Averza, del sindicato de Avellaneda.

“Hace unos días no teníamos casi nada. Solamente un 11 o 14 por ciento de aumento. Pero realizamos la asamblea y tras dos horas de negociación pudimos acordar una oferta salarial. Por suerte pudimos revertir la situación. Hubo buena predisposición de ambas partes”, destacó Gouín luego de una larga jornada.

Sin incidentes

Por otra parte y a pesar de las sonrisas en el final de una tensa relación que se reavivó a finales de diciembre del año pasado, cuando el STMEE elevó un pedido formal de 40 por ciento de aumento, para el viernes corrían rumores de posibles enfrentamientos en las puertas de la municipalidad.

Los trabajadores habían advertido sobre la posibilidad de una negativa salarial, por lo que una posibilidad era quedarse en el lugar hasta forzar un acuerdo, sin descartar “entrar por la fuerza” para hacer oír sus reclamos. Además, había sido el propio Gouín quien responsabilizó al Gobierno local si se producían incidentes.

Finalmente nada de eso sucedió, debido a que el jueves fueron citados por Auruccio para descomprimir la tensión e intentar garantizar una tarde tranquila.

“Podemos decir que los trabajadores estaban muy contentos, también gracias al acompañamiento de la FESIMUBO. Fue una jornada tensa pero tranquila, pero todo valió la pena porque la lucha fue larga”, concluyó Gouín.

Comentá la nota