La economía china crece pero aún no está sólida

 La economía china crece pero aún no está sólida
Las autoridades asiáticas piden un mayor esfuerzo en la modernización económica y que el crecimiento tenga fundamento en el consumo interno
La economía China experimentó un crecimiento de 7,8% en el tercer trimestre del año, cifra que se ajusta a la media de las proyecciones de los expertos y el mercado. El PBI de la segunda mayor economía del mundo había crecido 7,5% entre abril y junio.

China acumula un crecimiento de 7,7% en lo que va del año, cifra que supera el objetivo de 7,5% que se había fijado Beijing para 2013.

Las autoridades del gigante asiático revelaron que las ventas del retail crecieron 13,3% y que la producción industrial se expandió 10,2%

Sin embargo, el gabinete de China pidió un mayor esfuerzo en la modernización de la economía debido a que la recuperación aún no es sólida, buscando un avance más rápido en la reestructuración de la industria y aumentando el consumo mientras se está en guardia frente a los riesgos y se protege los medios de subsistencia de las personas.

En un comunicado, el Consejo Estatal reiteró que China podría alcanzar sus objetivos económicos para este año, incluyendo un crecimiento del 7,5 por ciento, aunque la situación nacional e internacional sigue siendo compleja.

El Consejo dijo que ha optimizado la administración, y ha tomado medidas para liberalizar las tasas de interés y facilitar el comercio y la inversión en la segunda mayor economía del mundo.

Señaló que había hecho esto sin aumentar el déficit público o cambiando la política monetaria, y pidió a las autoridades de todos los niveles que aceleren los cambios en su forma de trabajar para asegurarse de que la reforma no se vea limitada por la inercia oficial.

“Cuando la economía se encuentra bajo presión a la baja deberíamos fortalecer nuestra confianza, cuando se encuentre estable y en una tendencia a la mejora, también debemos mantener una mente clara”, dijo el Consejo.

La economía de China de 8,5 billones de dólares creció a su ritmo más rápido este año entre julio y septiembre en un rebote impulsado en gran medida por la inversión, aunque ya hay señales visibles de que el repunte de la actividad pueden perder algo de vigor.

El Gobierno quiere hacer que la economía sea impulsada por el consumo y no la inversión, y ha dicho que va a aceptar un crecimiento más lento mientras avanza en sus reformas.

El primer ministro Li Keqiang señaló que “la economía china tiene una base sólida para mantener un crecimiento estable y saludable en el futuro” y señaló que “Se deben acelerar las reformas en todos los frentes para generar nuevos motores de crecimiento”.

Comentá la nota