Efecto dominó: Crecen los reclamos salariales de estatales en las provincias

Efecto dominó: Crecen los reclamos salariales de estatales en las provincias
Como réplica del conflicto policial, empleados públicos amenazan con una sucesión de protestas en todo el país. En Córdoba exigen un bono y en Buenos Aires exigen que se adelanten las paritarias.
Como en el efecto del dominó, la crisis policial en las provincias, que se cobró once víctimas fatales e inundó de saqueos el país, comienza a extenderse seriamente a otros sectores, que reclaman mejoras salariales urgentes.

Ayer, en cinco provincias hubo desde paros hasta movilizaciones encabezados por estatales y distintos gremios.

Y todo hace pensar que la semana que viene el plan de lucha se va a endurecer. En la provincia de Buenos Aires se dará el principal foco de conflicto: los gremios le pedirán a Daniel Scioli que adelante las paritarias de 2014 y ATE provincia, que está alineada con la CTA que comanda Pablo Michelli, hará una huelga de 48 horas en oficinas públicas y otras dependencias y le pedirá a la central nacional que adhiera a la medida de protesta.

En Córdoba, el distrito en el que nació la rebelión de la Policía y que luego contagió a otras 19 a lo largo de una semana, ayer miles de trabajadores estatales nucleados en el Sindicato de Empleados Públicos (SEP) se movilizaron por el centro para exigir un bono navideño de $ 2.000 y el pase a planta permanente de los contratados.

La marcha, que contó con la adhesión de ATE, terminó en el Teatro del LIbertador y no en la Casa de Gobierno, como estaba previsto. Eso fue porque hay un diálogo abierto con el gobernador José Manuel de la Sota, aunque las protestas no cesaron. Ayer terminó un paro en una docena de hospitales públicos.

Las calles de Paraná, Entre Ríos, también se vieron afectadas por una movilización. “Si hay plata para unos tiene que haber plata para todos”, sintetizó Ricardo Sánchez, jefe de la CTA de esa ciudad, al aludir a la mejora que arreglaron los policías con la gobernación. Ese es el espíritu que domina a los estatales de las distintas provincias, como La Rioja, Jujuy y Mendoza: los recursos, dicen, deben disponerse para todos los trabajadores y no sólo para el sector que mantuvo en vilo al país.

En Neuquén finalizó ayer una larga protesta que incluyó paros y movilizaciones por parte de UPCN, ATE, Siprosapune y Enfermería. Sus representantes le hicieron llegar al gobernador Jorge Sapag un “urgente pedido de aumento”, que comprende un salario inicial de 10 mil pesos de bolsillo para todos los estatales. Es, justamente , una cifra similar a la que arreglaron los policías.

También reclaman que les paguen el aguinaldo antes de Navidad.

Por otra parte, en San Luis, un grupo de agentes penitenciarios comenzó ayer un paro “por tiempo indeterminado” frente a la cárcel de la capital provincial para reclamar mejoras salariales. El director del Servicio Penitenciario puntano, Inocencio Carpio, aseguró que, a pesar de la protesta, dentro del lugar todo era “normalidad”, pero se teme que esa misma modalidad se traslade a otras provincias.

La tensión pos rebeliones policiales se agudizará la semana que viene en el principal distrito de la Argentina. Después del aumento que recibieron los policías bonaerenses –que en algunos rangos del escalafón alcanza al 50% para el ingreso neto– se inició un a fuerte presión de los gremios estatales al gobierno de Scioli para adelantar la paritaria 2014 o conseguir un refuerzo antes de fin de año.

El jueves, los profesionales de la salud realizaron una medida de fuerza en los centros asistenciales. Y ayer ATE provincia anunció una huelga para el miércoles y jueves próximos en las oficinas públicas y otras dependencias de la provincia. Además anticipó que reclamará a la central nacional que adhiera a la medida en todo el país.

Scioli dispuso días atrás un refuerzo salarial de 2.000 pesos para todos los uniformados y el pago de un adicional para los que realizan tareas en la calle. Ahora, esa determinación condiciona las futuras paritarias con los estatales. Y acelera los tiempos de la discusión. El secretario de ATE provincia, Oscar de Isasi reclamó una reunión “urgente” con el gobernador. Y también pone un piso al reclamo de los docentes. Mirta Petrocini, presidente de la FEB, reclamó el pago de un “aguinaldo extra antes de fin de año”.

En Río Negro UPCN y ATE también anunciaron un paro. Los primeros lo harán el lunes y martes y los segundos miércoles y jueves. Los reclamos son coincidentes: piden una actualización salarial a la altura de la que consiguieron los policías, es decir, 10 mil pesos de bolsillo. Solicitaron que los aguinaldos se paguen antes de las fiestas y no descartaron más pedidos si no ven salida a sus reclamos. El gobernador Alberto Weretilneck ya les prometió un aumento a docentes.

Comentá la nota