El Ejecutivo y los gremios buscarán acordar salarios y condiciones laborales

Hoy se producirá un nuevo encuentro, en las negociaciones que llevan adelante los funcionarios del Poder Ejecutivo y los representantes de los gremios estatales y los del sector salud. Si no se acuerdan salarios no se descarta el inicio de medidas de fuerza.
Pese a que se trata de una semana corta, con apenas tres días hábiles por delante, contando este miércoles, el Gobierno provincial buscará dar por finalizadas hasta el viernes las negociaciones salariales con los gremios estatales a los que aún no pudo convencer con su oferta salarial.

Está previsto que esta tarde se concrete una nueva audiencia entre el ministro de Gobierno, Edmundo Jiménez, con representantes de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y la delegación local de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN). Ambos sindicatos rechazaron la semana pasada el último ofrecimiento realizado por el Ejecutivo de un 25 por ciento de aumento, por considerarlo insuficiente frente al impacto real de la inflación en el poder adquisitivo de los trabajadores.

Por separado, UPCN y ATE hicieron notar su descontento cortando calles y rutas, medidas de acción que amenazan con retomar si es que esta tarde el Gobierno no presenta una oferta superadora, que permita arribar a un acuerdo salarial.

Es oportuno aclarar que, al margen del tema sueldos, en esta negociación también pesan los pedidos de titularización de personal contratado y el reclamo para que la Provincia actualice las asignaciones familiares por hijo, que están estancadas en 220 pesos, cuando la Nación paga desde el año pasado 370 pesos.

También será el turno de los gremios que representan a los empleados de la sanidad. En este caso, el Gobierno logró avances que permitirían sellar un acuerdo con tres de las entidades del sector: ATSA, AME, SUMAR, a excepción del combativo SITAS, con el cual no se logra acordar el porcentaje final de incremento salarial. En la última ronda de negociación, el PE ofreció un 25 por ciento, lejos de lo pretendido por lo autoconvocados, quienes exigen una mejora del 32 por ciento, igual a la obtenida en las paritarias de 2012.

En caso de no llegar a un acuerdo, el sector tiene decidido implementar medidas de fuerza en los hospitales y CAPS de toda la provincia.

Comentá la nota