Eliceche: “Los alumnos no pueden ser rehenes de una interna gremial”

Eliceche: “Los alumnos no pueden ser rehenes de una interna gremial”
El ministro coordinador de Gabinete aseguró que las medidas de fuerza que mantiene la Regional Sur de la ATECh responden a una interna gremial y reafirmó que la respuesta del Gobierno Provincial es sentarse en octubre a negociar en paritarias, tal lo anunciado por el ministro de Educación, Luis Zaffaroni.

El ministro coordinador de Gabinete, Carlos Eliceche, se refirió ayer a las medidas adoptadas por la Regional Sur de ATECh en esta ciudad. Respaldó al ministro de Educación, Luis Zaffaroni, y sostuvo que “para actuar con responsabilidad, primero tenemos que delinear bien el porqué de los conflictos”. Al respecto señaló que, en este caso, “de cara a la comunidad se pretende demostrar un conflicto de readecuación salarial, pero nosotros también vemos que tiene un alto componente gremial”.

En este sentido marcó que se están haciendo públicas “las diferencias que existen en cuanto a la conducción de ATECh central y la Regional Sur de Comodoro Rivadavia, teniendo en cuenta los períodos eleccionarios en la cual pujan ambos conductores en las elecciones de CTERA, y mirando a las próximas elecciones que tienen en octubre donde se vuelven a enfrentar”.

“Más allá de un reclamo salarial hacia el Gobierno hay diferencias profundas muy marcadas en la interna del propio gremio y en las aspiraciones que tienen en los turnos electorales que se van a dar en estos 30 días”, enfatizó Eliceche.

Respecto al pedido de recomposición salarial, el funcionario indicó que “cuando hablamos de esto, a fines de febrero y principios de marzo con los trabajadores de la Educación habíamos fijado una pauta anual que está en vigencia, y estaba compuesta por tres pautas de pago -la última en septiembre- para llegar al 23,6%, y a partir de ahí habíamos fijado la necesidad de reunirnos en la segunda quincena de octubre para hacer un seguimiento de cómo se había desenvuelto el sistema económico, sobre todo a nivel provincial, porque se trabajó sobre un presupuesto, que tiene un límite, y sobre eso se llegó a la oferta salarial para todos los trabajadores del Estado”.

En ese entonces, continuó el ministro, “se definió reunirse en octubre para ver cuál es la evolución del sistema financiero de la provincia y a partir de eso ver cuáles son las determinaciones que se pueden tomar, siempre pensando en favorecer a los trabajadores del Estado. Tenemos responsabilidad sobre 37 mil trabajadores y no solamente sobre el grupo de docentes de la zona sur. Cuando tomamos una medida tenemos que tener en cuenta esto para no poner en riesgo el cumplimiento de los salarios”, expresó.

Señaló que “cuando hablamos de modificaciones como la que pretende el sector docente de Comodoro Rivadavia, no solamente podemos pensar en un punto de la provincia, sino que el Estado tiene la obligación de pensar en todos los docentes de la provincia y, cuanto toca un índice económico, tiene que ser proporcional para todos, porque si no seguimos cayendo en esas decisiones regionales que tan mal les hace a los chubutenses”.

Sanciones

En cuanto a la legalidad de la medida adoptada por los docentes de la zona sur de no dictar clases argumentando un estado de asamblea permanente, el ministro coordinador indicó que “se está esperando el fallo del Ministerio de Trabajo de la Nación”, pero adelantó que “hay jurisprudencia en otros puntos del país, en los cuales medidas así se han decretado ilegales”. Eliceche señaló que desde el Gobierno “consideramos que la medida que están llevando adelante es merecedora de sanción y está determinado el descuento correspondiente a todos aquellos que no estén dando clases porque esta medida es ilegal”.

Al respecto aseguró que “se van a tomar las sanciones que correspondan hacia los docentes o hacia el gremio porque no podemos tener de rehenes a los alumnos”.

“Van a ser descontados los días que no se trabajaron, como corresponde. No pueden tener el mismo tratamiento aquellos que son responsables y cumplen con sus funciones como aquellos que, aprovechando una circunstancia como esta, con alto contenido de interna gremial, deja sin clases a los chicos haciéndolos rehenes de sus decisiones”, apuntó.

“Acá hay que demostrar voluntad de las partes, cada uno hacerse cargo de sus responsabilidades y tareas, y hacer valer no sólo la palabra sino también lo que está escrito, y lo que está escrito establece justamente que la apertura de diálogo y de análisis está fijada para la segunda quincena del mes de octubre”, sintetizó y remarcó que “no podemos dejarnos extorsionar en pos de un beneficio electoral interno”.

Comentá la nota