EMBA: cortaron el puente

EMBA: cortaron el puente

Los estudiantes que rechazan el proyecto oficial para la construcción de un nuevo edificio bloquearon el 14 de Agosto y provocaron un gigantesco caos en el tránsito. Buscan frenar la licitación de las obras y amenazan con mayores protestas

Los estudiantes de la Escuela Municipal de Bellas Artes que se oponen a la construcción del nuevo edificio en Alberdi y Paz cortaron ayer el Puente 14 de Agosto, en pleno horario pico, para pedir que se suspenda la licitación de las obras y en rechazo al recorte que, sostienen, implica el proyecto del intendente Francisco Gutiérrez.

La manifestación comenzó a las 18 en las puertas de la sede actual de la EMBA, en Sarmiento 625 y continuó por Alsina hacia la avenida Hipólito Yrigoyen. Desde allí la columna de unos 150 alumnos siguió hasta el puente que une el lado este con el oeste de la ciudad, donde permanecieron cortando el tránsito de ambas manos.

La protesta generó graves problemas al tránsito en el regreso de cientos de quilmeños a sus casas, ya que los choferes de las líneas de colectivos tuvieron que improvisar alternativas en la trayectoria para continuar el recorrido en pleno horario pico.

Acompañaron a los estudiantes el gremio de los docentes SUTEBA; dirigentes del Partido Obrero; el Foro de Defensa de Bellas Artes y el Frente Juvenil Hagamos lo Imposible, entre otras organizaciones.

Luego de la marcha los estudiantes decidieron los pasos a seguir y afirmaron que se sostendrá el plan de lucha en rechazo a la construcción del nuevo edificio que propone la Municipalidad, cuya licitación pretenden impedir.

El conflicto que mantiene el grupo de estudiantes con Gutiérrez se agravó el martes de esta semana, luego de una reunión con el Jefe Comunal en la que no hubo acuerdo luego de que se explicaran los detalles del proyecto.

Los alumnos sostienen que el edificio, tal como es presentado, tendrá una capacidad menor al actual -el antiguo inmueble municipal- y además aseguran que la intención será recortar el presupuesto y supeditar las actividades de la Carlos Morel a un centro cultural que también funcionará en la escuela.

Además, se quejaron por una supuesta falta de información y reclamaron más flexibilidad en el plan.

Comentá la nota