Embestida de la CGT contra un magistrado

El secretario general de los empleados judiciales, Julio Piumato, anticipó que pedirá garantías a la Corte Suprema por "la integridad física y psíquica" de los empleados subordinados al juez federal platense Carlos Rozanski.
El secretario general de la Unión de Empleados de la Justicia de la Nación (UEJN), Julio Piumato, anticipó éste miércoles que pedirá garantías a la Corte Suprema por "la integridad física y psíquica" de los empleados subordinados al juez federal platense Carlos Rozanski, con quien mantiene una polémica desde hace días.

El también secretario de Derechos Humanos de la CGT, en declaraciones a radio Provincia, dijo que concurrirá a esas instancias en busca de protección a los empleados judiciales que denunciaron al juez Rozanski ante el Consejo de la Magistratura por supuesta violación de derechos laborales.

"Vamos a presentar a la Corte y al Consejo de la Magistratura una nota para que se garantice la integridad física y psíquica de los trabajadores y evitar las represalias que nos imaginamos que va a tomar como lo ha venido haciendo en los últimos tres años", añadió.

"Es muy raro el nivel de violencia y obsesión que tiene conmigo", se defendió Rozanski en Radio Mitre. "No sé si no tiene algo que ocultar en su pasado, no sé si resiste un archivo", sugirió el juez platense.

Algunos de los denunciantes, según Piumato, tienen "terror" y recordó que, incluso dos miembros del Tribunal Federal Oral 1 de La Plata que preside Rozanski, también lo han denunciado "por situaciones irregulares en ese ámbito".

"Nosotros no queremos hacerlo destituir (a Rozanski) sino que cese la conducta persecutoria y violatoria de los derechos humanos que afecta, no sólo a los trabajadores sino a sus familias", agregó Piumato.

Comentá la nota