Empaque acordó el salario pero los rurales no y amenazan con medidas

El Sindicato de la Fruta decidió aceptar un aumento salarial del 12 por ciento. Por su parte, UATRE rechazó la oferta empresaria del 18% y se pasó a un cuarto intermedio para hoy.
Los trabajadores rurales negociaron cerca de diez horas pero los esfuerzos fueron infructuosos. No descartan ninguna metodología de protestas.

Ayer fue un día movido en lo que respecta a las negociaciones salariales del sector frutícola de Río Negro.

A las 9 de la mañana fue el turno del sindicato de la Fruta. El secretario general y legislador provincial, Rubén López, aseguró, tras la reunión, que las negociaciones seguían trabadas. Sin embargo, en horas de la tarde, el dirigente de la fruta informó que los trabajadores resolvieron, en el plenario provincial de delegados gremiales, aceptar el incremento salarial del 12 por ciento que fue impuesto por el Ministerio de Trabajo de Nación. La iniciativa fue aprobada por amplia mayoría.

“La situación era compleja; esta vez nos tocó negociar con el Ministerio de Trabajo, en lugar de la cámara empresaria y es muy difícil, nos impusieron este número (12%) y no teníamos muchas opciones” afirmó López.

El sector de empacadores ya había tenido un aumento para la postemporada del 10%, y teniendo en cuenta que desde la cartera laboral aseguraron que no se iba a homologar un aumento anual superior al 22 por ciento, lo que se acordó ayer era el tope previsto por el Estado nacional.

Sin embargo, la totalidad de los secretarios generales coincidieron en que el aumento no es suficiente, “pero no hay otras alternativas, vamos a esperar a junio de este año, para avanzar sobre otros puntos del CCT”, indicaron.

El acuerdo alcanzado ayer será firmado con CAFI hoy al mediodía en la Delegación Regional de Trabajo de Roca. El sueldo para la temporada alcanzará los 5.735 pesos, un aumento de 1080 pesos respecto de la temporada anterior.

Rurales

Por su parte, los trabajadores rurales nucleados en UATRE ingresaron alrededor de las 13.30 a negociar los salarios del sector para la presente temporada. Este encuentro se extendió por cerca de diez horas, finalizando en un fracaso cerca de las 23.

Los rurales pretendían, en una primera instancia, un incremento del 40 por ciento, y la oferta empresaria llegó, ayer, a tan solo el 18, algo que consideraron insignificante.

Esta extendida negociación continuará hoy en la Delegación del Ministerio de Trabajo a las 15.30. Allí volverán a reunirse las partes para poder negociar contra reloj el salario de los trabajadores rurales.

Stihmpra

El único sector laboral que resta por acordar su aumento salarial es el de los nucleados en el Sindicato de Trabajadores de la Industria del Hielo (Stihmpra).

Si bien las pretensiones primarias del gremio eran un incremento del 35 por ciento y aún el sector empresario no realizó ninguna contrapropuesta, todo parecería indicar que el acuerdo estaría próximo.

Comentá la nota