Empeoró el panorama con Ganancias y salario familiar

Empeoró el panorama con Ganancias y salario familiar
Por Ismael Bermúdez

El tope del impuesto se ajustó sólo 16,7% y hay que pagar más.

Desde el paro general del 20 de noviembre del año pasado hasta el acto de la CGT-CTA de ayer, los reclamos de estas organizaciones no solo no avanzaron, sino que la situación empeoró. Ahora hay más trabajadores que pierden una parte creciente del salario por el impuesto a las Ganancias. Y más trabajadores dejan de cobrar o cobran menos asignaciones familiares.

Además, las primeras paritarias se firmaron con aumentos en cuotas que, si se analizan, dan un incremento muy por debajo del 20%, un porcentaje inferior a la inflación pasada.

Este año el mínimo no imponible fue incrementado sólo un 16,7%, y no un 20% como había anunciado Cristina Kirchner. En promedio, los trabajadores que en 2013 ganen apenas más de $ 6.745 por mes estarán alcanzados por este “impuesto al salario”, con alícuotas mayores porque hace 13 años que siguen congeladas las escalas en valores del año 2000.

Se calcula que más de 2 millones de asalariados (el 20% de los trabajadores formales) ya pagan Ganancias y si se mantiene la actual estructura del impuesto, hacia fin de año esta cifra podría superar los 2,5 millones. En 2003, pagaba Ganancias el 9,7% del total.

La situación es tan grave que muchos trabajadores rechazan realizar horas extras porque gran parte del plus por realizar horas suplementarias va a parar al Fisco. O directamente prefieren cobrar una parte del salario en negro para zafar del impuesto. Ahora, algunos sindicatos, como Luz y Fuerza, plantean excluir a las horas extras del pago de Ganancias.

Con las asignaciones familiares la situación es tanto o más grave, porque pese a los bajos aumentos salariales de las paritarias hay más trabajadores que dejan de cobrar este beneficio. Con el actual esquema, el trabajador que supera los $ 7.000 mensuales no cobra más el salario familiar.

Por eso, para los trabajadores formales el régimen de asignaciones familiares viene en permanente declinación. En marzo de 2010, la ANSeS pagó el salario familiar a los padres de 3.997.700 de chicos. Y el último dato oficial (junio de 2012) de la Secretaría de Seguridad Social indica que se pagaron 2,6 millones. Por su parte, los padres de 1 millón de chicos pasaron a cobrar menos, y muchos trabajadores que consiguieron trabajo directamente nunca lo percibieron.

Comentá la nota