Empleada denuncia despido por “persecución sindical”

Empleada denuncia despido por “persecución sindical”
Se trata de Miriam Alba, ex empleada de “Textil Cristina” que recibió la noticia de cesanteo luego de ser elegida como delegada del gremio de Comercio. “El mismo día en que el dueño es informado que fui designada referente gremial, me dice `déjame el chaleco y la tijera. Estás despedida. La verdad que es una lástima porque hiciste cosas que no corresponden´.” Mañana audiencia en el Ministerio de Trabajo.
Los 20 empleados de la empresa “Textil Cristina” decidieron que era momento de empezar a exigir mejoras en las condiciones de trabajo, y fue la propia Miriam Alba (44) quien se propuso como delegada gremial. “Veníamos sufriendo situaciones que tienen que ver con las condiciones de trabajo y con los despidos que son muchas veces injustificados. Hay un solo baño en planta baja. A veces, ese baño lo compartimos con el público. No había tiempo para un refrigerio ni para comer, por lo que muchos compañeros comían en el baño. También los embarazos eran mal vistos y no se respetaba la licencia por maternidad”, contó aLA TERCERAAlba, y siguió: “Me ofrezco como referente gremial. Hicimos los trámites que correspondían. Notifican a los dueños de `Textil Cristina´ y ese mismo día, me despiden de palabra. Mi jefe me dice `déjame el chaleco y la tijera. Estás despedida. La verdad que es una lástima porque hiciste cosas que no corresponden´.”

Fue así que el pasado 9 de febrero Miriam Alba es despedida de palabra. Los días siguientes ella intentó ingresar a su lugar de trabajo en San Martín al 1000 en Lanús Oeste, pero le fue imposible. La notificación llega a su casa el 15 de febrero y allí se profundiza el reclamo por parte del Sindicato de Empleados de Comercio de Lanús y Avellaneda (SECLA). Desde entonces el local se encuentra bloqueado por parte de referentes del gremio a la espera de una respuesta por la misma empresa.

“Esta es una forma justa de defender a una compañera que fue elegida como representante gremial. Ellos la despiden justificando la decisión con llegadas tarde o días sin ir a trabajar. Estos motivos no tienen sustento. Buscaron despedirla, y entendemos esto que es un avance sobre nosotros”, dijo Carlos Simino, secretario adjunto del SECLA. “Estamos protestando para que la compañera vuelva a trabajar. Estamos con medida de fuerza total, esperando a ver qué dicta el Ministerio de Trabajo.”

Por su parte, Gustavo Fernández, de Asuntos Laborales del gremio, apuntó que “ésta es una empresa difícil que ya la conocemos porque siempre se mostró con dificultades a corregir algunas cosas en beneficio de los trabajadores y siempre fue indicada con cuestiones como recibos de sueldo, e higiene y seguridad”. “Esto no lo dejamos lo dejamos pasar. Hicimos la denuncia y estamos ante un lockout patronal, porque son ellos mismos los que ya no abren las puertas. En este lugar no teníamos delegados. Es una empresa familiar y quizás por eso no saben cómo moverse.Calculo que va a venir el Ministerio citar a las partes y que dictará una conciliación. A nosotros ya nos conocen saben que no somos de generar conflictos. Hace 15 días nos reunimos yno entraron en razones. Nos llamaron, fueron al sindicato, se comprometieron, y resolvieron que no. Nosotros hacemos lo que nos corresponde.”

En dialogo con este medio, Miriam Alba dijo que “hubo intentos de hablar con la gente de la textil, pero dan marcha atrás en todo lo que convenimos”.

“Acá nos amenazaban. Pienso que este despido se encuadra en una persecución gremial. Hace dos años que trabaje acá y pasaron muchas cosas. Ahora porque generamos esto, salen a decir que yo mantengo relaciones con alguien por haber conseguido ser delegada. Se dedican a ensuciar”, dijo Alba.

Ante esta situación, se esperan novedades para hoy a la tarde, ya que tanto Miriam Alba, como los referentes del SECLA, fueron convocados, junto con los asesores letrados de “Textil Cristina” por el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires para buscar avanzar y conseguir una conciliación obligatoria que permita levantar la protesta, volver a la actividad, y que la mujer retome su trabajo.

Comentá la nota