Los empleados del Banco Ciudad insisten en que habrá despidos si el Nación le saca plata

Lo dirán en un plenario de comisiones del Senado para tratar el proyecto que le quita los fondos de la justicia nacional y federal que tiene la entidad porteña. En Diputados, Recalde sumó una clausura para proteger el trabajo. Para el gremio es insuficiente. Mañana habría dictamen y el 12 se sancionaría.
El Gobierno recibirá mañana una incómoda crítica de los empleados del Banco Ciudad, quienes irán al Senado para reiterar que con el proyecto que transfiere los fondos de la justicia federal y nacional de esa entidad al Nación provocará una serie indefinida de despidos.

Con manifestaciones afuera y adentro de la Cámara, la comisión interna del Banco que preside Federico Sturzenegger ya planteó ese riesgo en Diputados e incomodó a la autora del proyecto, Diana Conti, quien se vio obligada a gestionar cambios.

Conti sitió el golpe y dispuso que los fondos que se transfieran sean los de los nuevos expedientes judiciales. Evitó así que se fuguen al instante unos 6500 millones de pesos de los fueros comercial, penal y laboral, además de la justicia federal.

Ya en el recinto, Héctor Recalde, abogado de Hugo Moyano, hizo suya una propuesta para agregar una cláusula que, a secas, le impida al presidente del Banco Ciudad echar empleados por la merma de fondos que ocasione esta decisión.

Pero los empleados del Ciudad no se conformaron ni mucho menos y así lo harán saber mañana en un nuevo plenario de las comisiones Economía, Justicia y Presupuesto. Será el segundo y tal vez el último en el que se trate el tema: si hay dictamen, el miércoles 12 sería ley.

“Es imposible que no se pongan en riesgo los puestos de trabajo cuando se quitan los fondos a largo plazo que no están en el mercado. Por eso los otros Bancos no otorgan créditos hipotecarios. Se arriesgan los 3200 puestos de trabajo y, además, se abre la puerta al ingreso de capitales privados”, se indignó ante LPO Javier Lambruschini, representante de la comisión interna del Ciudad que mañana expondrá en el Senado.

Estará acompañado de Sergio Palazzo, adjunto del gremio La Bancaria y detractor del proyecto; y por Jorge Rizzo, presidente del colegio de abogados de la Ciudad, y también en contra.

La Bancaria pidió hablar con todos los senadores pero sólo fueron recibidos por los opositores. El kirchnerismo los escuchará mañana pero no cambiará de opinión.

“Esto es una locura. Acá no afectan a Macri que no puede sacar descubiertos del Banco. Acá afectan a los clientes y a los empleados”, insistió Lambruschini.

Otras propuestas

En la Comisión se tratarán los proyectos del porteño Samuel Cabanchik y el radical Eugenio “Nito” Artaza. El primero es el que apoyan los empleados del Ciudad y hasta el macrismo: propone trasladar únicamente al Nación la plata de la justicia federal, como ocurre en cada provincia.

“Es sería lo correcto. Como también que tengamos el fuero civil, que está en el Banco Nación y representa más dinero que el de la justicia federal”, explicó Lambruschini.

Estos fueros porteños son administrados por la Nación debido a la demora en el transferir facultades a la Ciudad, luego de la autonomía de este territorio.

En diputados, la oposición y hasta el oficialista Jorge Yoma coincidieron en que esta medida retrocede aún más y hasta le saca el control dinero.

Artaza propuso que los depósitos judiciales que se encuentran en el Ciudad permanezcan y que también vayan a las provincias los que tenga la Nación y deba girar a cada jurisdicción. Ninguno será tenido en cuenta por los K.

La semana pasada, el presidente del Banco Nación, Juan Carlos Fábrega, justificó el proyecto con los mismos argumentos que habían usado los diputados kirchneristas: que su entidad es más grande y presta más dinero que ninguna otra.

"Tenemos sucursales en lugares donde hacemos patria. Muchas veces hay que tomar fondos generales para prestar porque este banco es el más federal que tiene la República Argentina", señaló Fábrega.

Y sin mayores números, dijo sin vueltas que el Nación prestaba más plata que el Ciudad.

“Esto es un ataque a lo que nosotros hacemos. Queremos una banca pública orientada a la gente. Al transferir estos fondos vamos a pasar de un banco hipotecario, que da crédito a la gente y a las Pymes a uno que no hace eso", respondió Sturzenegger.

Comentá la nota