Empleados del Banco de la Nación iniciaron el paro

Empleados del Banco de la Nación iniciaron el paro
Desde el gremio de los bancarios se informó que hoy el quite de colaboración continuará.
Los empleados del Banco de la Nación comenzaron las medidas de fuerza en reclamo de mejoras edilicias y de condiciones de trabajo. La protesta de los trabajadores se plasma mediante un quite de colaboración en la última hora de atención al público. En ese sentido ayer, a partir de las 12, el organismo dejó de brindar sus servicios. No obstante, aquellas personas que estaban dentro del edificio pudieron terminar sus trámites.

Hoy el quite de colaboración continuará y se espera que siga hasta que haya una respuesta desde las autoridades del Banco a nivel nacional.

Las medidas de fuerza obedecen a las malas condiciones edilicias en las que se encuentran las sucursales de la provincia. En ese sentido, los empleados reclaman que se termine la ampliación del edificio que tiene la entidad bancaria en la intersección de calles Sarmiento y República. Asimismo reclaman mejoras en otras sucursales del interior de la provincia.

También reclaman por las condiciones en las que prestan sus servicios, cuestionando la falta de recursos humanos y de mobiliario.

En diálogo con El Ancasti, el secretario adjunto del gremio de los bancarios, Marcelo González, dijo: “La medida obedece a cómo se viene tratando desde Buenos Aires a Catamarca con las sucursales de la Capital, de Villa Dolores (Valle Viejo) y de otros departamentos".

Sobre la obra de ampliación de la sucursal de Sarmiento y República indicó que la obra fue adjudicada en 2010 y que actualmente no tiene un 30 por ciento de avance, cuando el plazo de ejecución está "totalmente vencido".

"Ahora solo trabaja un par de empleados, que a ese ritmo no vamos a llegar al 2016 con la obra finalizada", dijo el gremialista. A lo que seguidamente expresó: "Es una lentitud que no se justifica en base a las necesidades de los clientes".

Sostuvo, además, que la situación de la obra de la sucursal más importante de la provincia no es la única. En ese sentido, mencionó que en la ciudad de Belén se inauguró un nuevo edificio que ya presenta falencias estructurales. "Se inauguró una obra muy linda pero con las primeras lluvias el agua entró por todos lados", dijo. A lo que agregó: "En Pomán pasa lo mismo y en Villa Dolores, la sucursal es una casa donde no se puede estar por las condiciones de la misma".

González aclaró que la medida no es solo por “la situación de los empleados sino también por los clientes que en la sucursal central deben esperar en la calle".

“Desde Buenos Aires no nos dicen nada y esto es grave, más teniendo en cuenta que tenemos una sucursal importante porque la provincia mueve sus operaciones a través de nuestro Banco”, dijo.

Medidas

Por último, González remarcó que el quite de colaboración seguirá hoy. Por otra parte, adelantó que el jueves habrá una nueva asamblea para definir los pasos a seguir, si es que no hay una respuesta por parte de las autoridades del Banco a nivel nacional.

Comentá la nota